TESTIGOS DE JEHOVÁ (6)

Por: Andrés Carrera

Hoy terminamos nuestra serie sobre los Testigos de Jehová con las dos últimas doctrinas que analizaremos.

CRUZ.- Es el símbolo religioso pagano adoptado por la iglesia cuando Satanás, el diablo, tomó el control de la autoridad eclesiástica.

No tiene nada que ver con la muerte de Cristo, ya que él fue clavado en un madero sin palo transversal.

FUNDAMENTO BÍBLICO.- Ninguno, en la traducción del Nuevo Mundo, siempre sale “madero de tormento” en vez de cruz.

REFUTACIÓN.- Aunque todos los expertos en griego y arameo insisten en que la palabra es “cruz”, y que tenemos evidencia arqueológicas de otras personas, muertos por el mismo sistema, en la misma época en que murió Jesús; el convencimiento de que la cruz es un símbolo pagano, de un Testigo de Jehová, es tan grande que estos métodos no darán resultado.

Lo que sí debe convencerlos es la lectura de Jn. 20:25, en donde aún en su traducción se dice: “Los clavos en las manos”, cosa que fuera imposible si en solo un palo transversal, ya que solo se usaría un clavo, tal cual lo representa los testigos en sus ilustraciones de la muerte de Cristo.

TRINIDAD.- Únicamente el Padre es Dios. Jesús fue la manifestación del arcángel Miguel, en forma humana y el Espíritu Santo no es más que una “fuerza activa de Dios”.

Antes de examinar uno a uno los versículos que supuestamente apoyan sus teorías, dejemos establecido el hecho de que la trinidad es una realidad establecida por la Biblia.

Ahora examinemos los versículos en que se basan para decir que el Espíritu Santo es una fuerza impersonal.

Ver estudio de Espíritu Santo # 1, para los datos sobre deidad y la personalidad  del Espíritu Santo Mt. 3:11; Mr. 1:8; Lc. 3:16 y Hch. 11:5.  Aquí dice que puesto que el agua no es persona Él tampoco lo es.  Este argumento no tiene ninguna validez ya que entonces Cristo nunca fue persona, ya que también se nos bautiza en Él. (Rom. 6:3), y se nos reviste de Él. (Gál. 3:27)

Hch 2:4.- El libro “Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la tierra” de 1982 dice: “todos se llenaron del Espíritu Santo (Hch. 2:4).

¿Se llenaron de una persona? No, sino que fueron llenos de una  fuerza activa de Dios.  Así que los hechos aclaran que la Trinidad no es una enseñanza de la Biblia… ¿Cómo puede ser el Espíritu Santo una persona cuando llenó unos 120 discípulos al mismo tiempo?

Si el “derramamiento del ESPÍRITU SANTO” fuera evidencia contra su personalidad entonces Pablo tampoco fue una persona (Fil. 2:17 y 2 Tim. 4:6).

En cuanto a Jesucristo estaré presentando un artículo sobre su deidad la próxima semana.

La Sociedad Atalaya enseña a los Testigos de Jehová que Jesucristo fue sólo un ángel, que nació como humano y  murió como sacrificio por los pecados y resucitó como ángel.   Se refieren a Él como “Jesucristo, de quien sabemos por las Escrituras que es Miguel el arcángel….” (ATALAYA 15/2/79, p. 31); pero, ¿eso es lo que enseña la Biblia? O ¿es una enseñanza que los directores de Atalaya le acomodan a las Escrituras?

La Palabra inspirada de Dios menciona a Miguel cinco veces como:

(1)   “Uno de los príncipes prominentes” (Daniel 10:13, TNM);

(2)   “el príncipe de ustedes” (Dn. 10:21, TNM)

(3)   “el gran príncipe que esta plantado a favor de los hijos de tu pueblo” (Dn. 12:1, TNM);

(4)   “cuando Miguel el arcángel tuvo una diferencia con el Diablo y disputa acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a llevar un juicio contra él en términos injuriosos” (Judas 9, TNM) y

(5)   “Miguel y sus ángeles combatieron con el dragón” (AP. 12:7, TNM).

¿Cuál de esos versículos afirma que Miguel es Jesucristo? ¡Ninguno! Hay que leer las Escrituras más un argumento complicado de Atalaya para llegar a tal conclusión.

La Sociedad también acude en busca de apoyo a otro versículo que no usa el nombre de Miguel pero dice que “el Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel y con trompeta de Dios” (1 Tes. 4:16, TNM). No obstante, si el usar la voz de arcángel convierte al Señor en arcángel, entonces el tener la trompeta de Dios lo hace Dios, aunque los directores de Atalaya nos harían mirar solamente la primera parte del versículo.

¿Enseña la Biblia en otro lugar que Jesucristo es sólo un ángel?  Al contrario, todo el primer capítulo de Hebreos se escribió para demostrar la superioridad del Hijo de Dios en comparación con los ángeles.

Versículo se contrasta a los ángeles con:

… El Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos. Porqué ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre y él me será mi Hijo? Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios. Ciertamente de los ángeles dice: el que hace de sus ángeles espíritus. Y a sus ministros llama de fuego. Mas el hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.  Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos.

Hebreos 1:2-8, 10 (RV)

El hijo es “el reflejo” de la gloria del Padre “y la representación exacta de su mismo ser, y sostienen todas las cosas por la palabra de su poder”, lo que ningún ángel puede hacer, ni según la propia traducción de Atalaya de Hebreos 1:3 (TNM).

Además, los ángeles buenos siempre rechazan la adoración que les ofrecen. Cuando el apóstol Juan cayó a los pies de un ángel para adorarlo, este lo regaño y dijo: “¡Ten cuidado! ¡No hagas eso!…. Adora a Dios” (Ap. 22:8, 9, TNM); pero el mandamiento del Padre en cuanto al Hijo es “y que todos los ángeles de Dios le adoren” Heb. 1:6, TNM)  La misma palabra griega proskuneo (adoración) se usa en Apocalipsis 22:8, 9 y Hebreos 1:6.  El proskuneo (adoración que el Padre manda que se dé al Hijo en Hebreos 1:6.  De modo que, el Hijo no puede ser un ángel, sino que debe ser Dios.

Nota.- Para una mejor comprensión sobre lo que los cristianos creemos que es la doctrina de la Trinidad, por favor ir a los artículos que tenemos en esta página sobre el tema poniendo la palabra Trinidad en el buscador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s