CUÁN AMPLIA ES LA BRECHA

Estimados amigos y lectores,

Ravi Zacharias es uno de los filósofos cristianos contemporáneos más importantes y un pensador extraordinario.

Cuando la Corte Suprema de los EEUU legalizó el matrimonio homosexual, él escribió este artículo que por su extensión he decidido dividir en dos partes.

Que lo disfruten.

Dios los bendiga,

Andrés

 

CUÁN AMPLIA ES LA BRECHA:

LA SEXUALIDAD EN PRIMER PLANO, LA CULTURA EN LA ENCRUCIJADA

Publicado por Ravi Zacharias

Fundador y Presidente de Ravi Zacharias International Ministries (http://rzim.org )

el 15 de Julio de 2015

Original:

http://rzim.org/globalblog/howwide-thedividesexualityat-the-forefrontcultureat-thecrossroads

Hace un siglo estos tiempos fueron imaginados, y ahora están aquí.

¿Cómo debemos de vivir para vivir como cristianos en estos tiempos?

Mi suegra tiene noventa y cinco años de edad. Ella ha vivido a través de varias guerras y numerosos otros cataclismos. Nada la tiene más perpleja, impactada, y emocionalmente casi aturdida como las guerras culturales de las que hemos sido testigos y que han cambiado nuestro mundo. Cuando la estoy visitando la veo sentada en la iglesia, obviamente preguntándose por qué todo lo que recuerda ha dejado de existir en el formato actual de la adoración. Ella no se siente en casa en el mundo ni en su iglesia, y espera con impaciencia el día en que ella esté en la Ciudad de Dios, su morada eterna.

¿Qué ha cambiado? ¿Cómo llegamos aquí?

Como diría Nietzsche:

“¿Queda todavía lo que antes llamábamos arriba o abajo?

¿Quién nos dio un borrador para borrar el horizonte?

¿Será necesario que los faroles sean encendidos por la mañana?

¿Qué juegos sagrados necesitaremos inventar?”

Sí, hace un siglo estos tiempos fueron imaginados, y ahora están aquí. Mientras el mundo secular ha inventado sus juegos seculares, muchas iglesias han inventado sus propios juegos “sagrados”.

La pregunta más abrumadora para nosotros hoy es:

¿cómo debemos de vivir para vivir como cristianos en estos tiempos?

La decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos envió temblores alrededor del mundo, y por ello he recibido docenas de mensajes preguntando si nosotros, en RZIM, vamos a dar alguna respuesta. ¿Qué más hay que decir? La variedad de puntos de vista que fue inmediatamente expresada dijo todo lo que pudo haberse dicho. Cuando la ley fue aprobada, el primer pensamiento que me vino a la mente fue el comentario profético de Chesterton de hace más de medio siglo:

“Por debajo de la lisa superficie legal de nuestra sociedad ya se están moviendo elementos muy anárquicos.

Mientras solo nos importe lo que es legal y nada de lo que es legítimo, siempre nos mantendremos cerca del punto de ruptura.

A menos de que tengamos un principio moral acerca de temas tan delicados como el matrimonio y el homicidio, el mundo entero se convertirá en una mezcla confusa de excepciones sin reglas.

Habrán tantos casos difíciles que todo llegará a ser considerado como sin mayor importancia”.

Ese punto de ruptura ha llegado.

Después de horas de reflexionar y orar, me gustaría decir algo a mis compañeros creyentes y seguidores del Señor Jesucristo. Naturalmente, algunos que están en desacuerdo con mis opiniones probablemente también estarán leyendo esto, así que tengo que ampliar un poco la justificación. Estoy muy consciente de que en este tema el ganar la aprobación de todos no sólo es imposible, sino que además, si se lograra, sería a riesgo de no comunicar claramente lo esencial. Voy a tratar de caminar a través de este campo minado.

Como cristianos, a menudo observamos fuera de nosotros mismos y nos preguntamos por qué el mundo es tan diferente de nosotros. Rara vez hacemos una pausa para preguntarnos cómo sucedió que la Iglesia de hoy llegó a ser tan diferente de lo que era y tan indiferente hacia el mundo que nos rodea. “Liberalismo” no es sólo un término político. Lo que ha sucedido en nuestro mundo fue previsto hace unas décadas. Entonces ya había cambios en marcha, y fuimos tomados por sorpresa por una tormenta desde dentro. La cultura en general osciló desvergonzadamente hacia burlarse de la visión cristiana del mundo; las religiones orientales no recibieron burla, ya sea por la cobardía de los críticos occidentales, o simplemente para no ser considerados como atacantes a otro grupo étnico. Pero la Iglesia realmente está donde comenzaron los desplazamientos titánicos en la cultura.

Mientras la iglesia liberal se trasladaba al extremo de la religión sin verdades absolutas, la iglesia evangélica coqueteaba con el emocionalismo sin intelecto, y algunos de los distribuidores masivos de espiritualidad difundían una versión cosmética de la verdad que estaba hueca, y los peinados llegaron a ser más importantes que lo que estaba sucediendo en la cabeza.

Por supuesto, hay excepciones a estas generalidades. Algunas de las iglesias más prósperas de hoy son las que tienen una profunda lealtad al mensaje del evangelio. Me siento honrado de estar a menudo entre ellos, y tengo esperanza debido a ellos. Pero por ahora, permítanme hablar de cuan amplia es la brecha entre la sociedad secular y la Iglesia, y por qué lo es.

Hay tres puntos de partida que separan a la posición cristiana histórica de la posición de los que pidieron la legalización del matrimonio homosexual que ahora es la ley en Estados Unidos, aunque haya sido por un solo voto [5 contra 4, en la Corte Suprema].

UNO

Tenemos dos definiciones diferentes de lo que significa ser humano.

Para el cristiano, la vida está en el alma. El cuerpo es su hogar temporal.

George MacDonald lo dijo bien: “Usted no ‘tiene’ un alma; usted ‘es’ un alma, y ‘tiene’ un cuerpo”.

Para el que vive con una visión secular del mundo, no hay tal cosa como el alma. Pero hay excepciones en cuanto a esta característica de los seculares. Conozco a muchos que no negarían la espiritualidad esencial de la vida humana y que admitirían tener una profunda lucha entre sus atracciones y sus precauciones. Extrañamente, también ha surgido un concepto torcido que intenta justificar como bíblicamente permisible el vínculo matrimonial entre cualquier par de adultos que lo deseen. No voy a desviarme hacia una apologética para argumentar en contra de ello, pero hay quienes, desde dentro de sus propias filas, desafían seriamente esa distorsión. Buenos teólogos han argumentado y demostrado las grietas en los cimientos de ese concepto.

En la mayoría de los casos, en términos seculares, el AHORA es todo lo que tenemos y AHORA es el momento para disfrutar lo que uno desee. Una existencia sin alma, (el concepto secular) hace que el cuerpo sea el único medio de realización personal y satisfacción. Cuando uno comienza de esa manera, la sexualidad es algo que debe ser restringido únicamente por parámetros materiales. Como dijo el compositor, “En la oscuridad es fácil pretender que la verdad es lo que debería ser.” El tocar queda definido por el sentir y el disfrutar, nada más que eso. “Yo siento, yo lo disfruto, así que, por favor, mantente fuera de mi camino.”

Es grande la diferencia entre la cosmovisión cristiana y la secular. Para el cristiano, no sólo es verdad que la vida está en el alma, sino que además el cuerpo, en palabras de Jesús, es el templo de Dios. Ese es el más alto lugar de comunión entre un ser humano y Dios. Para quien lo sagrado no existe, el cuerpo es el campo de diversión de la vida, y el placer establece las reglas. Esta es una diferencia importante como punto de partida.

DOS

El cristiano cree en los absolutos

Para la persona laica, el relativismo moral es el único absoluto. Nunca nadie dice realmente lo que algo es relativamente, o sea, en relación a otra cosa, pero la implicación es que no hay límites para el comportamiento. Incluso la destrucción económica de aquellos con quienes están en desacuerdo puede llegar a ser el método de lenta tortura de asfixia y lento asesinato en el arsenal secular. Para el relativista, ninguna decisión es determinada por una definición trascendente de la vida, y donde no hay absolutos, más les valdrá que ningún otro se atreva a establecer alguna prohibición. La bandera de la sociedad atea en Inglaterra durante la Navidad hace dos años lo decía todo:

“Probablemente no hay Dios.

Así que deja de preocuparte y disfruta de la vida. “

El relativismo es la puerta abierta a la diversión, los absolutos son la puerta cerrada que destruye la diversión. Esa es la forma en que lo ven. 

TRES

El defensor de la libertad sexual ve un paralelo entre lo que hoy se considera prejuicio anti-homosexual y el prejuicio racial como se lo practicaba en su peor nivel hace décadas.

Aquí, un juego de palabras ha entrado en el vocabulario. Las convicciones relativistas son supuestamente convicciones libres de prejuicios, mientras que las convicciones absolutistas son estigmatizadas como fobias. Se dice que cualquier estigma puede aplastar a un buen dogma. Con esta cosmovisión en forma de deconstrucción1 verbal, todo cuestionamiento a la libertad sexual es censurado con el membrete de fobia. Es bastante sorprendente que a los ateos no se les llama “teófobos” o que a aquellos cuya posición es contraria a los cristianos no se les llama “cristo fóbicos.” Peyorativamente, a las posiciones contrarias les han anexado fobias hasta que tengamos un nuevo y completo diccionario poli-fóbico.

[1] Movimiento filosófico y de crítica literaria, que comenzó en la década de 1960, y que cuestiona todo lo que tradicionalmente se asume acerca de la habilidad del idioma para representar la realidad… (http://www.wordreference.com/definition/deconstruction ) (N. del T)

Pero ese es el problema menor. Yo sostengo que el equiparar la raza con la sexualidad es en realidad una premisa falsa y una analogía inapropiada En el tema de la raza, simplemente no tiene importancia como me siento, o que opino, al respecto; mi identidad étnica trasciende mis preferencias o inclinaciones. En el idioma Hindi hay una expresión ligeramente burlona para describir a quien actúa diferente a su esencia racial: “Desi murghi pardesi chal”: “Este es un ave local con forma extranjera de caminar”. Como fue recientemente establecido, una persona puede sentirse miembro de una raza, asociarse principalmente con miembros de esa raza, y pensar como es característico de esa raza, pero eso no cambia quién es en realidad. ¿Por qué es inapropiada esta analogía? Debido a que desvía el debate de lo que es correcto a lo que son los derechos del individuo. Irónicamente, el partido político que ahora está más alineado con la defensa de los derechos fue alguna vez el mismo partido que se opuso a la emancipación de los esclavos debido a los “derechos” de los propietarios de esclavos. En ese caso, esos derechos no prevalecieron sobre lo que era correcto. Es interesante que una nueva palabra no fuera acuñada entonces para describir a aquellos que hicieron argumentos morales en contra de los derechos de los propietarios de esclavos, como “esclavo fóbicos.” Afortunadamente, el valor humano esencial y la razón moral triunfaron sobre las preferencias existenciales y pragmáticas, y, por la gracia de Dios, lo que era correcto fue considerado ser lo correcto y así el esclavo fue liberado.

Hay absolutos. Para el cristiano, cada persona está hecha a imagen de Dios y es amada por Dios. Él envió a su Hijo para todo el mundo, no sólo para aquellos de una raza o inclinación sexual en particular. La relación sexual es una responsabilidad sagrada con límites establecidos intencionalmente. Es al mismo tiempo uno de los mejores regalos y una de las mayores luchas. El conflicto de 5000 años de antigüedad en el Medio Oriente tiene sus raíces en la poligamia, cuando dos medios hermanos compartieron un padre, pero no la misma madre.

La transgresión de lo racial es una transgresión de lo sagrado, y para el cristiano, la transgresión de lo sexual es considerada de la misma manera. El secular no ve a esto último como una trasgresión cuando hay consentimiento, pero esto simplemente no es así para el cristiano. La transgresión de lo sagrado es un vaciar del propósito y significado esenciales, y conduce a la pérdida del propósito esencial de la vida misma. Es por esto que es absurdo el decir que si dos personas se aman entonces pueden expresarlo de la manera que elijan. El amor no es algo cuya definición pueda ser decidida por cada uno de nosotros. La definición del amor humano depende en última instancia del amor de Dios y de cómo Él define el amor.

Pero aquí es muy importante presentar una advertencia. Toda transgresión de lo sagrado, no sólo de lo sexual, necesita, en última instancia, la gracia y el perdón de Dios. Así es desde el punto de vista cristiano. Por eso es que la buena noticia [del evangelio de Jesucristo] es que el regalo de la salvación y de la redención de Dios es ofrecido a todos. Esa es la razón por la que lo que es correcto tiene que ser lo que escogemos siempre sobre lo que podemos considerar como derechos. Por difícil que esto pueda parecerles a algunos, es la única esperanza para evitar el mal uso del razonamiento para otras atracciones. ¿Acaso no pudiéramos, sobre la base del mismo argumento usado actualmente, el consentimiento de adultos, justificar algún día una multitud de tendencias? Aún más, ¿qué va a evitar que la ley islámica Sharia sea introducida en la cultura sobre la base de respetar los derechos de un grupo en particular sólo para que un día sea utilizada por los extremistas para anular nuestras leyes actuales? Después de todo, los extremistas tienen maneras de imponer sus reglas sobre todos. ¿No es eso de lo que somos testigos una y otra vez? Esto no es una pendiente resbaladiza. Se trata de un tren irracional, desenfrenado, guiado en nombre de los derechos y el razonamiento tendencioso. Puede suceder. Sospecho que va a suceder. La plausibilidad cultural puede cambiar. No todo lo que es fatal es inmediato.

Con estos tres abismos, uno se angustia y exclama, ¡cuán amplia es la brecha!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s