RESPUESTAS DE SENTIDO COMÚN A LOS ARGUMENTOS A FAVOR DEL ABORTO

Hola a todos: Aquellos que me conocen saben cómo me encanta estudiar Apologética, y dentro de ella una de las personas que más ha influido con sus enseñanzas es el Dr. Norman Geisler, a quien tuve el privilegio de conocer hace un par de años.

Como hace siempre, el Dr. Geisler tiene respuestas lógicas para los asuntos más controversiales del convivir humano, dejando ver que lo que Dios dice es lógico, irrefutable y pensando en nuestro bien.

Dejo con ustedes esta entrevista de él sobre el tema del aborto.

Dios los bendiga, Andrés

RESPUESTAS DE SENTIDO COMÚN A LOS ARGUMENTOS A FAVOR DEL ABORTO

Por el Dr. Norman L. Geisler

El Dr. Norman Geisler es autor o coautor de alrededor de cincuenta libros y cientos de artículos. Durante cerca de cuarenta años a enseñado en diversas universidades y escuelas superiores y participado en debates en todos los Estados Unidos de América así como en veinticinco países más. Doctorado en Filosofía en la universidad de Loyola, actualmente preside el Southern Evangelical Seminary , en Charlotte, NC.

El aborto es el asesino número uno de Estados Unidos. Cinco mil personas mueran al año a causa del cigarrillo, y veinte mil por conductores ebrios, pero sólo en los primeros diez años de la legalización del aborto, el país perdió catorce millones de vidas. Todas las guerras de nuestro país han matado un poco menos de 1,5 millones de personas. Sin embargo, en un solo año matamos esa cantidad de bebés mediante abortos.

“Nadie sabe cuando comienza la vida humana.”

Respuesta: Si nadie sabe cuándo comienza la vida, podría ser en la concepción. Si comienza en ese punto, entonces el aborto es asesinato. ¿Podemos justificar matar lo que podría ser un ser humano? ¿Deberíamos disparar a un objeto que se mueve en el bosque si no estamos seguros si es o no humano? Entonces tampoco deberíamos matar bebés si no estamos seguros de que no son humanos.

En realidad, sí sabemos cuándo comienza la vida humana. Comienza en la concepción. Un espermatozoide, con sólo 23 cromosomas, no es un ser humano; tampoco lo es el óvulo, con sus 23 cromosomas. Pero, cuando se unen en una entidad con 46 cromosomas, el resultado es un ser humano. Esto es un dato médico. Genéticamente, el huevo fertilizado es un ser humano, con su propio código e identidad características de por vida. De ahora en más, es simplemente una cuestión de su crecimiento y no de lo que es.

Para el séptimo día de vida, está implantado en el útero, su hogar durante los próximos nueve meses. Para el día 17, se han formado los glóbulos rojos y el corazón. Para el día 24, hay un latido de corazón. Para el día 30, ha crecido 10.000 veces su tamaño original y tiene millones de células. A las seis semanas, su sistema nervioso está controlando su propio cuerpo. Ahora tiene una apariencia claramente humana. Para el día 45, tiene sus propias ondas cerebrales, que mantendrá de por vida. A las siete semanas, tiene todos los órganos internos de un adulto (aunque pesa sólo un gramo y mide menos de dos centímetros y medio). A las ocho semanas, están formados todos los órganos externos. Entre la semana nueve y diez, puede beber y respirar el líquido amniótico. De ahí en más, es sólo una cuestión de crecimiento. Antes de nacer, puede chuparse el dedo, llorar (si tuviera aire) y reconocer la voz y el latido de corazón de la madre. En resumen, es un ser humano minúsculo que está creciendo.

“La madre tiene el derecho de controlar su propio cuerpo.”

Respuesta: Ante todo, un bebé no es parte del cuerpo de la madre. Es un ser humano individual, con su propio cuerpo aparte. Es cierto que la madre está “alimentando” al bebé que está en su interior, ¿pero tiene una madre el derecho de dejar de alimentar a su bebé después que ha nacido? Esto sería asesinato por inanición, y cortar la fuente de vida de un bebé antes de nacer es también un acto moralmente culpable.

Segundo, aun cuando el bebé que no ha nacido fuera parte del cuerpo de su madre, no sería cierto que tiene el derecho de hacer todo lo que quiera con su propio cuerpo. Por ejemplo, no tiene el derecho moral de mutilar su propio cuerpo cortándose una mano o un pie. Ni tiene tampoco el derecho de matar su propio cuerpo (suicidarse).

Rara vez completan los abortistas correctamente la frase que proclaman tan locuazmente. “Una mujer tiene derecho sobre su propio cuerpo…” ¿Derecho de hacer qué cosa? ¿Derecho a asesinar? Esto no tiene sentido. No hay ningún derecho moral de hacer un mal moral. Pero, si el bebé que aún no ha nacido es un ser humano, entonces el supuesto derecho de la madre resulta ser un “derecho” de hacer un mal: de asesinar. Por supuesto, es absurdo decir que una madre (o ninguna otra persona) tiene el derecho de asesinar.

“El bebé que aún no ha nacido no es realmente humano hasta que nace.”

Respuesta: Antes que nada, si no es humano antes de nacer, entonces ¿qué es? No es un mineral o un vegetal. No es un animal, como un perro o un mono. De hecho, no es para nada un animal; es un ser humano. Las vacas dan a luz vacas; los caballos, caballos. Ningún médico tiene alguna dificultad para identificar a un perro no nacido como un perro, o un cerdo no nacido como un cerdo. ¿Por qué tiene que haber alguna duda acerca de un humano no nacido?

¿Significa esta afirmación que son humanos sólo cuando cambian su ubicación y salen del vientre? ¿Desde cuándo la humanidad de una persona está determinada por dónde vive? La diferencia entre los bebés que han nacido y lo que no han nacido no es su naturaleza esencial; es sólo una cuestión de tamaño y ubicación. Una característica accidental o circunstancial como el tamaño o el lugar no puede determinar si un ser es humano o no.

“Los bebés no nacidos no son seres conscientes.”

Respuesta: Esta objeción supone que uno debe tener conciencia para ser humano. Pero, si la conciencia determina la condición de humano, entonces los adultos que están durmiendo no son humanos. Y si la conciencia es la prueba de la condición de humano, entonces cada vez que alguien entra en coma pierde instantáneamente su condición de humano. La conclusión lógica de esto es que nunca sería asesinato matar a una persona inconsciente. ¡Así que todo lo que necesita hacer un asesino para eludir la acusación de asesinato sería dejar inconsciente a su víctima antes de dispararle!

Además, los bebés en el vientre están conscientes. Ya entre las cuatro o seis semanas después de la concepción tienen sus propias ondas cerebrales, que mantendrán de por vida. La ausencia de ondas cerebrales se considera una señal de muerte; ¿por qué, entonces, no se considera la presencia de ondas cerebrales como señal de vida? Y ya a los tres meses después de la concepción los bebés reaccionan a los estímulos. Pueden sentir conscientemente la presión y el dolor.

Finalmente, no es la conciencia como tal la que distingue a un ser humano de un animal, sino más bien la conciencia de sí mismo. Porque los animales superiores son conscientes también. Sin embargo, la conciencia de sí mismo no ocurre hasta que un niño tiene unos 18 meses. Así que, según la lógica abortista, matar a cualquier persona por debajo de los 18 meses de edad podría ser considerado un “aborto” justificado. (Si bien este punto de vista no es aceptado ampliamente aún, algunos científicos destacados ya están propugnando que los bebés no tengan capacidad legal hasta que tengan varios días de vida. Para entonces, argumentan, todas las pruebas de integridad se habrán completado, y podrá determinarse si debe permitirse a ese bebé específico vivir o no.)

“Todo niño tiene derecho a una vida significativa.”

Respuesta: Ante todo, ¿cuáles son los criterios para una vida significativa, y quién decide si una vida es significativa o no? ¡Este tipo de razonamiento ha ido tan lejos ya que algunos tribunales han condenado a padres por dar a luz niños que sabían de antemano, por pruebas prenatales, que serían deformes!

Debemos tener presente que esta misma lógica lleva al asesinato de seres humanos más grandes que son deformes y que viven en otras partes (es decir, fuera del vientre). La lógica de los abortistas conduce inevitablemente al infanticidio y a la eutanasia. Aun algunas personas a favor del aborto (Joseph Felcher, por ejemplo) admiten que los dos temas están vinculados lógicamente. De hecho, habría una mayor justificación lógica para quitar la vida de alguien que ya se sabe que es deforme que uno que las pruebas prenatales sólo han indicado que podría serlo

“Es mejor tener un niño abortado que un niño abusado.

Respuesta: En primer lugar, esto supone que la falta de abortos de bebés no deseados conduce al abuso. Las estadísticas demuestran justamente lo contrario. Los casos de abuso infantil en realidad crecieron con el aumento de los abortos. Aparentemente, el poco aprecio por la vida humana que se refleja en la aceptación del aborto se extiende desde la actitud antes de nacer a la actitud después de nacer hacia los hijos.

Segundo, la objeción supone erróneamente que el aborto no es en sí mismo un verdadero abuso. De hecho, el aborto es uno de los peores abusos que puedan hacerse a un ser humano. El procedimiento del aborto mismo es espantosamente abusivo. Un procedimiento común arranca el tejido de la diminuta e indefensa criatura no nacida y la despedaza mediante una succión violenta, y estos pedazos luego son arrojados al cubo de basura. El método de aborto D&C usa un instrumento agudo para cortar al bebe en pedazos; luego se lo raspa del útero y es arrojado a la basura. El método salino reemplaza el líquido amniótico que rodea al bebé con agua salada; la salmuera en la que está sumergido el bebé entonces se come la piel, y cuando el bebé inhala éste agua salada, se quema de adentro para afuera. Este proceso difícilmente pueda denominarse “paternidad responsable,” como les gusta llamarlo a los abortistas.

Aparte de la forma abusiva y cruel en la que el bebé sufre la muerte, está el abuso adicional (y final) del asesinato mismo. No sólo es abusado el bebé en la forma de morir, sino es abusado al perder el privilegio de la vida misma. A la luz de esto, es un razonamiento retorcido el que dice que el aborto evita el abuso. El aborto es abuso, y uno de los peores abusos posibles.

Finalmente, si podemos asesinar a los no nacidos para impedir un abuso potencial, entonces ¿por qué no asesinar a los nacidos que están sufriendo un abuso real? O, para decirlo de otra forma, si protegemos a los nacidos que están sufriendo abuso infantil, ¿no deberíamos con más razón proteger a los no nacidos, que son aún más indefensos? El aborto es abuso infantil del peor tipo.

“Debemos detener la superpoblación, porque si no moriremos de hambre.”

Respuesta: Los abortistas plantean un dilema falso. Debemos escoger entre el aborto y la superpoblación. Hay otras alternativas. Primero, el control de la natalidad puede limitar la superpoblación sin asesinatos. La verdadera elección está entre controlar la población matando a los inocentes o sin matarlos. Aquí, como en otras partes, un gramo de protección equivale a un kilo de curación.

Además, el hambre no es el resultado automático del aumento de población. El hambre no es un problema sencillo que desaparecería automáticamente si sólo hubiera menos personas. El hambre y la pobreza no han sido eliminados en Estados Unidos, a pesar de toda nuestra abundancia y productividad agrícola. Ni es tampoco la dificultad una escasez de tierra cultivable. Los estudios han demostrado que la tierra cultivable de todo el mundo puede sustentar una población mundial varias veces la actual. Los verdaderos problemas son sociales y políticos, y no numéricos.

Finalmente, ¿quién recomendaría que matemos a todos los que reciben asistencia social, sólo porque no pueden ganarse el alimento que necesitan? Entonces, ¿por qué deberíamos matar a las personas que pensamos que podrían ser pobres? Aquellos que son pobres serían los candidatos más probables de nuestra lista de víctimas. Es interesante que los que sugieren el aborto como un medio para combatir la superpoblación pocas veces ofrecen sus propias vidas como una forma de reducir la población. Sin embargo, ¡con gusto ofrecen el sacrificio de seres humanos inocentes e indefensos para que ellos mismos no se mueran de hambre! ¡Qué atentos son!

“No podemos legislar la moralidad.”

Respuesta: Ante todo, si esto fuera así entonces tendríamos que desprendernos de toda la moralidad legislada que tenemos ahora en los libros. Podríamos comenzar rescindiendo nuestras prohibiciones contra el asesinato, la crueldad, el robo, el abuso infantil, el incesto y la violación. Todos estos son ejemplos de una moralidad legislada. También podríamos eliminar las leyes contra la esclavitud, junto con las leyes de derechos civiles, porque estas también legislan el comportamiento moral. Claramente estaría mal hacerlo, y no hay muchos abortistas que sugieran que nos deshagamos de alguna de estas leyes. Si así fuera el caso, entonces ¿por qué no deberíamos tener leyes para proteger los derechos morales de los bebés no nacidos?

Además, la actual ley de aborto a solicitud misma es un ejemplo de legislación de la moralidad. Porque dice, en efecto, que es moralmente correcto tomar la vida de un ser humano no nacido. De hecho, es imposible (e indeseable) evitar legislar la moralidad. La meta de toda buena legislación debería ser poner en leyes lo que es justo y correcto. Y no hay forma en que pueda considerarse correcto quitar el derecho a la vida de un ser humano inocente. Porque el derecho a la vida es la puerta para otros derechos. Sin vida no hay derecho a ninguna otra cosa.

Finalmente, cambiar una ley puede ayudar a modificar la opinión pública con relación al mal moral. En Estados Unidos, por ejemplo, la proscripción de la esclavitud ayudó a cambiar la actitud general con relación a la moralidad de la esclavitud. Hoy, hasta la mayoría de los descendientes de los dueños de esclavos creen que la esclavitud está mal.

“Ningún niño retardado mental debería ser traído al mundo.”

Respuesta: Vale la pena notar que ninguna organización de padres con niños retardados mentalmente ha apoyado el aborto a solicitud. Todas las familias que conozco con niños con Síndrome de Down los consideran con verdadero gozo por la capacidad que tienen de mostrar un amor sincero.

Los niños retardados son humanos, y matarlos significa matar a humanos. Sólo porque los no nacidos son más pequeños (e indefensos) no justifica matarlos. De nuevo, la lógica mediante la cual los abortistas justifican los abortos terapéuticos también justificaría el infanticidio.

Tomemos, por ejemplo, dos bebés que nacieron en Austria varios años trás. Uno era un niño saludable por el cual la madre estaba contenta. La otra era una niña. Tenía Síndrome de Down, y su madre estaba apenada. No obstante, esta madre amaba a la niñita y le enseñó a valerse por sí misma. Un día la madre tuvo un infarto que la dejó impedida. Su hija retardada asumió su cuidado por el resto de su vida. Aquel niño también creció. Todo el mundo oyó de él. Su nombre fue Adolf Hitler. Ahora bien, ¿cuál de estos bebés hubieran descartado los abortistas?

“¿Por qué debería una víctima de violación verse forzada a tener un hijo que no desea tener?”

Respuesta: La violación es una de las peores indignidades que puede sufrir una persona. Uno debe tener una gran compasión por las víctimas de violaciones. Sin embargo, hay varias cosas que debemos tener en mente. Primero, es imposible ser “desviolada.” Ser “desembarazada” (mediante el aborto) no hace que una sea “desviolada.” Segundo, no se puede lograr la justicia para la víctima de una violación castigando al bebé no nacido que resultó de la violación.

Además, dos males no forman un bien. No ayudará a la madre cargarla con la culpa del asesinato encima de la indignidad de la violación.

Es notable que raramente ocurre la concepción como resultado de la violación, así que el porcentaje de bebés que nacen de una violación en realidad es bastante bajo. Pero los pocos bebés que son concebidos de una violación también tienen derecho a vivir.

¿Quién no ha sido bendecido por la música de esa maravillosa cantante de “Gospel,” Ethel Waters? Sin embargo, su madre fue víctima de una violación a los trece años. ¿Tendríamos que haber abortado a Ethel? ¿Por qué deberíamos castigar al producto inocente de la violación? ¡Castiguemos a la parte culpable de la violación: el violador!

“Ya que la gente va a realizar abortos de todas formas, ¿por qué no legalizarlos?”

Respuesta: ¿Deberíamos legalizar la violación y el abuso infantil, ya que la gente lo va a hacer de todas formas? ¿Deberíamos agregar el incesto y la crueldad a la lista legal, dado que la gente persiste en practicarlos? Legalizar un mal no lo convierte en moralmente bueno.

Hay quienes argumentan que las leyes contra el aborto son tan malas como las leyes en contra de la bebida. Sin embargo, el aborto legalizado no entra en la misma categoría que la bebida legalizada. Ante todo, la bebida legalizada no involucra necesariamente un crimen contra otra persona inocente. Segundo, la bebida legalizada no mata a otro ser humano, como el aborto. Así que el argumento respecto de la prohibición de la bebida no corresponde para el aborto.

Además, la legalización de una actividad no limita necesariamente su abuso. A veces lo promueve. Esto es lo que ha ocurrido en Estados Unidos. Por una parte, cambiar la ley puede ayudar a cambiar la actitud general hacia una actividad, como han demostrado las leyes que abolieron la esclavitud. Las leyes mismas no pueden forzar a las personas a ser buenas, pero la aplicación de leyes buenas puede ayudar a contener a las personas para no hacer el mal.

“No debemos proyectar nuestra moralidad sobre otros.”

Respuesta: Si es así, entonces ¿por qué están los abortistas proyectando su moralidad sobre los no nacidos? De hecho, están diciendo: “Mi creencia moral es que no deberías vivir.” En realidad, esto no es una proyección de moralidad, sino una proyección de inmoralidad. Lo que se necesita en el caso del aborto es que proyectemos moralidad dentro de la situación, porque ciertamente es mejor proyectar moralidad que proyectar inmoralidad. Si quienes pueden proteger a los inocentes de esta forma no lo hacen, entonces ¿quién lo hará?

En oposición a lo que dicen los abortistas, lo que nuestra sociedad más necesita es una proyección de moralidad. La gente necesita, por ejemplo, proyectar una preocupación moral sobre otros cada vez que se ponen detrás de un volante. Esto salvaría muchas vidas. De hecho, si no condujeran los que beben, esto sería una muy apreciada proyección de moralidad para las 25.000 personas que de otra forma serían víctimas de conductores ebrios este año.

Lo que está mal no es proyectar nuestras creencias morales sobre otros, sino destruir los derechos morales de otros, que es precisamente lo que ocurre con el aborto. Alguien está quitando el derecho moral de vivir de un inocente.

“El aborto es la solución para los embarazos no deseados.”

Respuesta: La adopción es una solución mejor. Sin duda es difícil entregar el hijo de uno a un extraño, pero es más fácil que matarlo. El día que un niño abortado debía nacer la madre suele sufrir una depresión. Esta depresión a menudo se repite por años a partir de ese día. A veces los sentimientos son tan fuertes que la madre adquiere una tendencia suicida. El hecho es que el bebé puede ser raspado del útero de la madre mucho más fácilmente que lo que puede ser quitado de su corazón.

Hace un tiempo, la cadena CBS difundió un programa sobre el mercado negro de los bebés que reveló que había personas dispuestas a pagar hasta $40.000 por un bebé sano. Esto es una indicación de la gran demanda que hay por adoptar bebés. La solución para los bebés no deseados no es el aborto, sino la adopción. La mayoría de las mujeres con embarazos no deseados sólo necesitan consejería. Las clínicas de consejería son la solución, no las clínicas de abortos. Deberíamos estar ayudando a las madres y no matando a los bebés.

“Ningún bebé no deseado debería nacer jamás.”

Respuesta: Primero, hay una suposición de que una concepción no deseada dará como resultado automáticamente un bebé no deseado. Hay muchas madres que han tenido una sorpresa desagradable, han cambiado de opinión una vez que la conmoción inicial de su embarazo no planeado se ha disipado, y tiene la oportunidad de reflexionar más serenamente sobre la situación. Y un número aún mayor de estas madres reacias tienen otro sentimiento una vez que han nacido sus bebés.

Además, aun cuando la madre no quiera mantener al bebé, hay muchas familias allá afuera que no pueden tener hijos, y que los quieren. A decir verdad, hay en la actualidad más personas que quieren niños que niños para querer.

Finalmente, sólo porque no queremos a alguien con nosotros no significa que tengamos el derecho de matarlo. Nunca deberíamos poner nuestros deseos por delante de los derechos de otros, especialmente su derecho a la vida misma.

Uno puede ver fácilmente cómo esta lógica de matar bebés no deseados que no han nacido puede extenderse a bebés no deseados deformes, bebés no deseados retardados, y adultos severamente enfermos. Por lo tanto, el infanticidio y la eutanasia son la consecuencia lógica de este razonamiento. De hecho, el argumento a favor del infanticidio de un bebé deforme es mucho más fuerte, porque hay evidencias reales de que es deforme, y no simplemente una posibilidad (o probabilidad). Algunos científicos de primer nivel ya están argumentando a favor del infanticidio de los deformes. La revista Newsweek (6/9/82) señaló que “los biólogos dicen que el infanticidio es tan normal como el impulso sexual, y que la mayoría de los animales, incluyendo el hombre, lo practican.”

Quisiera terminar con la historia de una joven que se entera que está embarazada. Está comprometida, pero su prometido no es el padre del bebé. Su familia es pobre, así que otra boca para alimentar sólo va a aumentar las penurias de la familia. Su familia tenía un buen nombre en la comunidad, y no quiere arrastrarlo por el fango. Un aborto sería una solución rápida para su problema. Pero no tiene un aborto. Tiene el bebé. Es un varón. Lo llama Jesús.

Traducción: Alejandro Field

© Copyright 1996, Dr. Norman L. Géiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s