LA NAVIDAD SEGÚN PABLO

Por Andrés Carrera

¿Habrá una expresión de amor mayor que la de adoptar a alguien? Incluso cuando pensamos en la adopción de un perro callejero o enfermo, creemos que es una expresión de amor inconmensurable.

Ninguno de nosotros pensaríamos que somos más bondadosos que Dios, pero no entendemos en su totalidad lo que Él ha hecho por nosotros. Debido a esto, el apóstol Pablo nos da la razón por la cual Cristo nació y como cambió nuestra relación con el Padre.

Veamos lo que dice en Gálatas 4:4:6 disectándolo frase a frase:

  1. Cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios mandó a su Hijo.- Cristo no vino por casualidad, ni como una medida emergente, todo estaba previsto. Aunque la promesa había sido hecha 2000 años antes de la venida de Cristo, Dios no estaba atrasado, ni se había desentendido de su pueblo. Aunque parecía que éste era el peor momento para el nacimiento del Mesías, puesto que Israel era esclavo y no una potencia mundial como había sido antes, Dios tenía este momento marcado como el ideal para que Jesús venga.
  2. Nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley.- El hijo de Dios nace bajo la “maldición” de la ley. Nace cuando la relación Dios – creyente se basaba en el cumplimiento de una serie de normas y leyes que se tenían que observar en todo momento. Nace para liberarnos de esa relación que lo único que provocaba era personas religiosas, personas dedicadas a cumplir códigos de conducta, sin que hubiera una real relación entre Dios y ellos.
  3. A fin de que fuéramos adoptados como hijos.- Para explicar la nueva relación, Pablo usa un simil muy conocido en los tiempos romanos y es la adopción de adultos. En nuestra época, cada vez que uno piensa en adopción piensa en bebés o máximo niños pequeños, de hecho, se dice que si ya el niño crece mucho se reducen sus posibilidades de encontrar hogar. En cambio, en el imperio romano no era así. La mortalidad infantil era muy grande, por tanto, uno no se podía arriesgar adoptando alguien que podía morir al poco tiempo. Además, los ricos e influyentes no querían dejar su poder y posición a algunos de sus hijos que eran unos irresponsables y a veces solo dedicados al placer. Al revisar la historia, usted se encontrará con emperadores que le dejarán su trono a otros familiares que no son sus hijos. Entonces, en el imperio romano uno adoptaba cuando ya se era adulto y cuando se veía que ésta persona era uno que podía mantener el poder y posición logrados o incluso mejorarlos.
  4. Ustedes ya son hijos.- Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: ¡ABBA Padre!.- Entonces dice Pablo, lo que Navidad significa es que usted ha pasado de ser esclavo a ser hijo, pero no solo hijo, sino uno que tiene una relación especial para la cual no había palabra en griego. La palabra Abba, es una palabra aramea que significa papi o papito, dejando ver una relación de intimidad que no se alcanza con el simple padre. Esta palabra deja ver una intimidad preciosa de alguien que se acerca a su padre desde la intimidad de una relación especial. La única ocasión en que Jesús usó esta palabra fue cuando estaba orando en Getsemaní, próximo a morir, y le dice “Abba si puedes pasa de mi esta copa”, dejando ver la intimidad que Jesús tenía con su padre.
  5. Así que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero.- Y esta es la gran noticia de la Navidad según Pablo: nuestra relación con Dios ha cambiado. Aunque no tenemos nada  y ningún personaje influyente nos adoptaría porque no tenemos lo que se necesita, Dios ha decidido hacerlo porque para Él somos importantes, y quiere tener la relación de mayor intimidad posible con nosotros.

Para Pablo, entonces, lo que se dio en Navidad, fue un cambio de relación. Dejamos la esclavitud y pasamos a ser hijos amados.

Las preguntas entonces son sencillas: ¿Por qué insistes en tener una relación de esclavitud cuando eres hijo? ¿Por qué estás tan preocupado por las reglas en lugar de la relación?

La próxima vez que tengas una crisis de valor, la próxima vez que pienses que no sirves para nada, y que a nadie le importas recuerda lo siguiente: TU VALES LA NAVIDAD.

Dios mandó a su Hijo porque no quería renunciar a usted. Cristo nació porque usted vale mucho para Él.

FELIZ NAVIDAD A TODOS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s