LA CREACIÓN: ¿QUÉ CLASE DE DÍAS SON ESTOS?

Basado en dos artículos de Kenneth R. Samples

Principal académico de investigación en Reasons to Believe (http://www.reasons.org)

Originales:

Creation: What Kind of Days Are These?, Creedal Controversy: The Orthodoxy of “Days”

1.- LA POSICION DE AGUSTÍN DE HIPONA 

San Agustín (354-430 d C) es uno de los eruditos cristianos más brillantes e influyentes de la historia. Sin embargo, estaba perplejo en cuanto a cómo interpretar correctamente los días de la creación del Génesis.

Agustín trató el tema de la creación en varios lugares de sus extensos escritos (de más de cinco millones de palabras), especulando de diversas formas en cuanto al significado de los seis días de la creación. Basándose en Génesis 1:1, Agustín llegó a la sorprendente comprensión,  aceptada hoy en día  incluso por los cosmólogos modernos, de que

  1. “el mundo no fue creado en [dentro del contexto de] el tiempo
  2. sino con [al mismo tiempo que] el tiempo [fue creado].” (1)

Agustín era partidario del concepto de la “creación instantánea”: creía que Dios había creado todas las cosas, incluyendo el tiempo, de la nada (conocida como la doctrina de la creación ex nihilo). Sin embargo, se mantuvo indeciso  en cuanto a cual es la mejor interpretación de los “días” de la creación. En su obra clásica La Ciudad de Dios , escribió:

“¿Qué clase de días son estos es difícil o incluso imposible para nosotros imaginar, por no hablar de describirlos” (2 )

Agustín finalmente llegó a la tentativa conclusión exegética  de que Dios realmente creó sólo un día (un momento instantáneo), pero ese día la creación fue presentado en las Escrituras como recurrente en siete ocasiones.

El estimado padre de la Iglesia fue posteriormente criticado por algunos eruditos bíblicos por no situar a la creación dentro de los parámetros bíblicos de lo que el  Reformador Juan Calvino llamó “en el espacio de seis días.” Sin embargo, es importante entender el enfoque de Agustín al tema. Dada la profundidad del tema, insistió en que los creyentes deben evitar el dogmatismo y ser cautelosos en proferir interpretaciones novedosas acerca  de estos días, aparentemente únicos.  Pero también se mantuvo abierto a la posibilidad de que una interpretación más razonable y verosímil de los días de la creación llegaría a ser  presentada  y a sustituir a la suya.

A la luz de los factores que causaron la cautelosa  ambivalencia de Agustín al interpretar  los primeros capítulos del Génesis, no es de extrañar que los eruditos bíblicos evangélicos hoy en día han llegado a un número de diferentes interpretaciones de los días de la creación (ver el artículo 8 de esta serie:  Interpretando los Días de la Creación “Literalmente ). Los cristianos pueden estar en desacuerdo con la interpretación específica de Agustín de los días de la creación,  y aún así aprender de sus reflexiones y su prudente manejo de los controversiales temas teológicos y apologéticos.

NOTAS

  1. St. Augustine, City of God(New York: Penguin, 1984), book 11, chapter 6, p. 436.
  2. Ibíd.

2.- CONTROVERSIA DEL CREDO:

La Ortodoxia de  [la definición de] los “Días”

¿Debería un punto de vista específico acerca de la naturaleza y la duración de los días de la creación en Génesis ser considerado como parte del credo cristiano?

¿Existe una posición “ortodoxa” acerca de los días de la creación, como  existe acerca de  la Trinidad y  la Encarnación? En los últimos años varias denominaciones teológicamente conservadoras (por ejemplo, la Iglesia Presbiteriana Ortodoxa, la Iglesia Presbiteriana en América, y las Iglesias Reformadas Unidas de América del Norte) han discutido y debatido las controversiales preguntas  acerca de cómo entender los días de la creación en el  Génesis. Recientemente, tanto la Iglesia Presbiteriana en América (PCA) y el Seminario Teológico de Westminster , una de las instituciones teológicas más conservadoras y bien respetadas del evangelicalismo, emitieron comunicados anunciando sus conclusiones. A la luz de la declaración presentada por el Seminario Teológico Westminster (WTS), varias razones emergen para resistir el empuje para hacer que la naturaleza y la duración de los días de la creación sean consideradas una prueba de  ortodoxia.

En la actualidad,  dentro de los círculos teológicos conservadores [de la Iglesia]  Reformada,   y entre los eruditos evangélicos conservadores en general, cuatro interpretaciones populares y claramente diferenciadas  dominan los debates acerca de los días de la creación del Génesis (aunque por supuesto existen otros).

Estas posiciones [principales] son

  1. la interpretación del Día Calendario, la cual trata los días como seis períodos consecutivos de veinticuatro horas;
  2. la interpretación del Día-Era, que ve los días como seis largas eras consecutivas;
  3. la interpretación del Marco, que considera los días como [un esquema de] temas en vez  de cronológico, con duración no especificada;
  4. y la interpretación del Día Analógico, que ve los días simplemente como análogos a la semana de trabajo humano.

Los cuatro puntos de vista apelan directamente a la Escritura como base. Los cuatro puntos de vista son mantenidos por firmes defensores de la infalibilidad de las Escrituras y el supernaturalismo.  Los cuatro puntos de vista tienen fortalezas y debilidades exegéticas. Ninguno de los puntos de vista, sin embargo, merece ser etiquetado como una rendición ad hoc [con un objetivo específico] ante la teoría evolutiva moderna.

Más importante que la naturaleza exacta y la duración específica de los días de la creación es la naturaleza real de los hechos mencionados y descritos en los tres primeros capítulos del Génesis.

La Biblia describe:

  1. una creación divinaex nihilo (de la nada);
  2. a Adán y Eva como personas reales, históricas;
  3. una caída de la humanidad en el pecado, en tiempo y espacio reales;
  4. y una promesa divina de redención.

Las cuatro interpretaciones afirman, en principio, estas verdades bíblicas no negociables. Mientras que algunos de estos  puntos de vista ofrecen  una versión y explicación más sustancial de los datos bíblicos que los otros, la peor acusación que uno puede legítimamente imponer contra cualquiera de estas interpretaciones es que a veces puede ser incongruente en su afirmación de la verdad bíblica. Sin embargo, aun si es  inconsistente, ninguna  de estas interpretaciones socava los afirmaciones fundamentales del cristianismo a través de alguna herejía.

Algunos eruditos sostienen que cualquier interpretación de los días de la creación que no sea la  de seis períodos consecutivos  de veinticuatro horas tiene que ser calificada como herética, no explicitamente, pero si implícitamente. Ellos argumentan que el presentar  los días de Génesis como algo diferente a periodos de  veinticuatro horas socava la ortodoxia porque que permite la posibilidad de que la Tierra tenga  miles de millones de años de antigüedad. Esta idea, a su vez, permite la posibilidad de la muerte de los animales y las plantas (no la muerte humana) antes de la Caída. Tal idea, afirman, pone en peligro una o más de las doctrinas no negociables de la fe. Sin embargo, muchos prestigiosos eruditos evangélicos no ven ningún soporte lógico o teológico real para tal afirmación. Algunos de estos mismos estudiosos han planteado dudas acerca de si la interpretación del Día-Calendario se encuadra  en la infalibilidad bíblica.

Los más grandes teólogos y eruditos bíblicos del cristianismo, incluyendo a Agustín, Calvino, y Warfield, expusieron una diversidad de puntos de vista sobre la naturaleza y la duración de los días de la creación. Desde la época de los Padres de la Iglesia, a través de la Reforma, y ​​hasta la actualidad, diversos puntos de vista han prevalecido, algunos más ampliamente representados que otros, pero ninguno fue considerado el definitivo, o la única posición bíblica ortodoxa (véase la declaración WTS ).

Si, efectivamente, la naturaleza y la duración de los días de la creación no pueden legítimamente ser considerados una prueba de ortodoxia, entonces, el hecho de que iglesias y ministerios cristianos se dividan debido a tales cuestiones no sólo perjudica a la unidad de los creyentes, sino que también daña su reputación ante los no creyentes. Los cristianos tienen un imperativo divino de ponerse de pie por la verdad y contra la falsa doctrina. Los temas dignos de tal posición no incluyen la duración de los días de la creación de Dios. Por casi 2000 años los mártires cristianos de todo el mundo han elegido la muerte antes que negar  las doctrinas esenciales de la fe. Que Dios conceda a su iglesia la sabiduría para saber por cuales temas luchar y morir y acerca de cuáles temas reconocer que se necesita más estudio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s