LA GRAN TORMENTA

Por: Andrés Carrera

La Apologética es la ciencia que estudia las razones que sustentan nuestra fe. Cuando usted lea este artículo, se dará cuenta de porque la necesitamos tanto.

Los meteorólogos dicen que hubo una tormenta perfecta en los noventas que realmente fueron tres en una y la llamaron la tormenta perfecta o la tormenta de Halloween ya que fue en ese día que ocurrió.

Está llegando a nosotros una tormenta perfecta que busca destruir a nuestra juventud a menos que hagamos algo, y de no hacerlo, nuestras iglesias y creencias quedarán archivadas en algún lugar de la historia. Aquí las tres tormentas que están listas para golpear:

1.- La nueva forma de ver la verdad.- ¿Que es la verdad y de donde viene?. Para la Biblia la verdad  es universal, o sea, que es verdad en cualquier momento, en cualquier lugar. Hoy la verdad es relativa, incluso no hay verdad, y esto se oye incluso en círculos cristianos.

Ahora ya la verdad no reside en nuestro Creador,sino en lo que nos conviene o se siente bien.  Ya no necesitamos a Dios puesto que la mente humana es extraordinaria y cada uno de nosotros es el dueño de su vida, y decide lo que está bien para él.

Ahora el concepto es de que Dios ha muerto, no porque realmente murió, sino porque ya no lo necesitamos, y es cuestión de cada uno, ya que al no haber Dios, no hay punto de referencia para lo que es verdad o no, y entonces la virtud principal pasa a ser la tolerancia, ya que, todos tenemos la verdad o parte de ella.

La verdad ahora, entonces, es lo que funciona, lo que me da placer, lo que me hace sentir bien, sin importar que es. Cada uno busca su propia felicidad de acuerdo a como concibe la verdad, ya no existe para ellos una verdad absoluta, y al no haberla cada uno entiende las cosas como quiere, incluso las palabras de Cristo.

2.- El Internet.- Esta herramienta que en sí misma no es ni buena ni mala, pero lo que ha hecho es cambiar totalmente el campo de batalla.

Hoy, un pastor no puede decir una cosa que no sea cierto, porque lo van a “googlear” así que más nos vale estar preparados, y completamente bien informados cuando decimos algo, o los muchachos nos van a dejar de creer.

El internet crece increíblemente rápido. Más de 3.200 millones de personas están conectadas. Los emails que salen son más de 310 mil millones, se dice que cada segundo 204 millones  de estos salen al cyber espacio.

Más de 10 mil millones de descargas en iTunes en 2010, en el 2013 llegó a 65 mil millones. Cada minuto se suben 6.000 horas de videos. Cada persona pasa en promedio 30 horas a la semana en el internet.

Solo Wikipedia con todo y lo que nos burlamos de ella, ya que es la enciclopedia británica para bobos, tiene 29 millones de artículos, y nos demoraríamos más de 300 años para leer estos, que están en un solo website.

Esta es la competencia, y aunque nos ayuda a nosotros, también les permite a los ateos, agnósticos, y cualquier otro grupo tener acceso a nuestros hijos y llenarlos de información que nosotros ni siquiera conocemos, menos tenemos las respuestas para decir que eso no es verdad.

Si no nos preparamos para batallar contra esta tormenta, pronto habremos perdido a nuestra juventud. Tenemos que saber porque creemos lo que creemos, ya que, nuestra competencia es todo lo que sale en el internet, a lo que nuestros hijos tienen acceso y que los confunde, porque incluso la información es tan contradictoria una con otra, que no saben que es verdad.

3.- La Pornografía.- Ahora está en nuestra casa y no hay nada que evite que nuestros hijos la vean, ya que la pueden ver solo dando un click, y si usted cree que su hijo no se va a ver expuesto a esto y que lo puede proteger, entonces usted se está auto-engañando.

No hay filtro, o ninguna otra seguridad que pueda proteger a su niño de esto, ya que le llega a su teléfono, y si su hijo no tiene uno hay un amigo que sí.

El problema más grande con la pornografía es que es adictiva y mientras más joven nuestros hijos se vean expuesta a ella, mas posibilidad de que se queden atrapados por ella y es la razón número 1 para abuso de niños y violaciones y déjeme decirle el por qué: Al contrario de otras adicciones, la adicción a la pornografía no se sacia con más y más, sino con variedad. Al poco tiempo ya una mujer desnuda ya no produce nada, entonces voy a relaciones sexuales. Con el tiempo ya no me sacia y sigo a sexo fuerte, luego a oral, anal y finalmente a homosexual y a niños, y cuando esto ya no logra nada pasan a la acción real y ahí vienen los abusos y violaciones.

Toda persona que está más de 10 horas a la semana en pornografía es un adicto y en algunos países el 80 al 100% de los jóvenes cristianos están atrapados por ella.

Tenemos que hablar con nuestros hijos de esto cuando son niños pequeños, para prepararlos para esto porque se van a encofrar con ella aunque no la estén buscando, y si no hemos hablado con ellos no nos van a preguntar sobre ellos, sino que lo harán con un amigo que lo va a mal informar.

¿Preocupado por estas tres tormentas? Qué bueno!, ahora vamos a prepararnos para evitar que devasten nuestras familias.

En las próximas tres semanas escribiré como trabajar contra cada una de ellas, y preparar a nuestros hijos para no ser arrastrados por ellas.

NOTA.- Basado en una conferencia que escuche de Josh Mc Dowell en el seminario de apologética del Southern Babtist Seminar en septiembre del 2013. Puede observar la conferencia dada en otro sitio en you tube. Se llama “The Perfect Storm” por Josh McDowell.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s