LA IMPORTANCIA DEL ADÁN HISTÓRICO

Por Andrés Carrera

Cuando yo estudiaba mi maestría en teología, nuestro profesor de Antropología Bíblica, hizo la siguiente pregunta: ¿Fue Adán una persona histórica, o puede ser que sean un grupo de personas denominados Adanes?

La pregunta venía debido al hecho, de que en ese tiempo, descubrimientos científicos, parecían indicar, que los humanos habían aparecido en un grupo y que el texto bíblico en su original hebreo, permitiría una traducción en donde Adán podría ser considerado un grupo de personas y no solo un individuo.

Al poco tiempo, escuchando un programa radial de opinión, se dijo que ya la iglesia católica había informado a través del Papa de ese tiempo, que la historia de Adán y Eva era una alegoría y que no había necesidad de que sea una narración histórica.

Hoy, tenemos suficiente evidencia científica para decir que la inclinación de los entendidos  es que salimos de una sola pareja. Estudios en genética, lingüística y patología se mueven hacia este hecho, es a decir, que efectivamente todos salimos de una pareja de seres humanos, pero ese no es el tema de este artículo. Si usted está interesado en estos descubrimientos y habla inglés entre a reasonstobelieve.org y busque historic adam.

Lo que deseo en este artículo, es que tengamos claro como el Adán histórico es esencial para nuestras creencias, y que sin él, gran parte de la Escritura estaría en serias dificultades de credibilidad:

1.-   Algunas genealogías tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo Testamento empiezan con él.

A.-   Génesis 5 nos habla de las generaciones desde Adán, y empieza a narrar cada persona que desciende de él.

Ésta es la lista de los descendientes de Adán. Cuando Dios creó al ser humano, lo hizo a semejanza de Dios mismo. Los creó hombre y mujer, y los bendijo. El día que fueron creados los llamó «seres humanos». Cuando Adán llegó a la edad de ciento treinta años, tuvo un hijo a su imagen y semejanza, y lo llamó Set. Después del nacimiento de Set, Adán vivió ochocientos años más, y tuvo otros hijos y otras hijas. De modo que Adán murió a los novecientos treinta años de edad. (Gen.5:1 al 5).

B.- 1 Crónicas 1 nos deja ver que el pueblo de Israel desciende de él.

Adán, Set, Enós, Cainán, Malalel, Jared, Enoc, Matusalén, Lamec, Noé.

C.-   Lucas 3:23 al 38.- Esta es la genealogía de Jesús, donde vemos que Él es descendiente de Adán, por tanto, ser humano completo. Transcribo solo el 23 y el 38.

Jesús tenía unos treinta años cuando comenzó su ministerio. Era hijo, según se creía, de José, hijo de Elí, hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios.

¿Si Adán no es una persona, entonces qué derecho tenemos de decir que los otros nombres si son históricos? Aun peor, ¿qué derecho tendría el pueblo de Israel a llamarse el pueblo escogido, si sus orígenes vienen de un ser que no es histórico? Y lo peor de todo, algunas de las profecías mesiánicas que nos hablan de quien sería el Mesías, se quedan sin demostración ya que empiezan con un mito, con un hombre no real.

2.-   La enseñanza de Cristo sobre el divorcio se basó en la creación del primer hombre y de la primera mujer:

Jesús partió de aquel lugar y se fue a la región de Judea y al otro lado del Jordán. Otra vez se le reunieron las multitudes, y como era su costumbre, les enseñaba. En eso, unos fariseos se le acercaron y, para ponerlo a prueba, le preguntaron: ¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa? ¿Qué les mandó Moisés? —replicó Jesús. Moisés permitió que un hombre le escribiera un certificado de divorcio y la despidiera —contestaron ellos. Esa ley la escribió Moisés para ustedes por lo obstinados que son —aclaró Jesús—. Pero al principio de la creación Dios “los hizo hombre y mujer”. “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.” Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. (Mrc.10:1 al 9).

Jesús basa su enseñanza sobre el matrimonio indivisible, en la creación original de Dios, y repudia la enseñanza de los fariseos, de que se podía dar carta de divorcio por cualquier cosa.

Si Adán no es histórico, entonces la doctrina cristiana de que un matrimonio es para toda la vida se queda sin sustento y Jesucristo habría utilizado algo que no es verdad para enseñar un punto, lo cual es inaceptable.

3.-   La enseñanza de Pablo sobre la condenación y salvación:

Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la *humanidad, porque todos pecaron. Antes de promulgarse la ley, ya existía el pecado en el mundo. Es cierto que el pecado no se toma en cuenta cuando no hay ley; sin embargo, desde Adán hasta Moisés la muerte reinó, incluso sobre los que no pecaron quebrantando un mandato, como lo hizo Adán, quien es figura de aquel que había de venir.

Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos! Tampoco se puede comparar la dádiva de Dios con las consecuencias del pecado de Adán. El juicio que lleva a la condenación fue resultado de un solo pecado, pero la dádiva que lleva a la justificación tiene que ver con una multitud de transgresiones. Pues si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo.

Por tanto, así como una sola transgresión causó la condenación de todos, también un solo acto de justicia produjo la justificación que da vida a todos.  Porque así como por la desobediencia de uno solo muchos fueron constituidos pecadores, también por la obediencia de uno solo muchos serán constituidos justos. (Rom.5: 12 al 18)

De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir. (1 Cor.15: 21 y 22)

En todos estos pasajes la enseñanza es muy clara: Un hombre pecó y otro salvó.

La  doctrina cristiana de la salvación se pudiera poner en duda, si es que Adán no es histórico, ya que la Biblia coloca como contraste la vida de estos dos seres humanos.

Cuando los cristianos nos enfrentamos a seudo descubrimientos científicos, lo primero que debemos hacer es comprobar que es real  y no solamente una teoría, y no tratar de acomodar nuestra teología a estos.

Soy uno de los más firmes creyentes en el principio de los dos libros (naturaleza y Biblia), pero una cosa es aceptar hechos reales y otra muy distinta aceptar cualquier teoría que lo que desea es decir que la Biblia es incorrecta.

Defendamos al Adán histórico porque como hemos visto doctrinas importantes de nuestra fe, se sustentan en el hecho de que él es un ser real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s