LOS “DOS LIBROS” DE REVELACIONES DE LA CRISTIANDAD HISTÓRICA

Hola amigos: Hemos resuelto algunos problemas que teníamos con las traducciones de artículos científicos.  Hoy, les envió el primero que se relaciona a lo que hacemos en “Reasons to Believe”, lograr que las dos revelaciones de Dios cuadren.   Volveremos a poner estos artículos los martes cada quince días.

Andrés

LOS “DOS LIBROS” DE REVELACIONES DE LA CRISTIANDAD HISTÓRICA

Por Kenneth Richard Samples

¿Qué viene a la mente con la palabra “revelaciones”? Probablemente, el último libro de la Biblia, pero en la teología cristiana, revelación se refiere a la revelación personal de Dios a Sus criaturas.  Dios tomó la iniciativa de revelarse a Si mismo de dos maneras: a través de la revelación general (el conocimiento de Dios que viene a través de la creación), y la revelación especial (el conocimiento de Dios que viene a través de la historia redentora).

Los teólogos cristianos algunas veces llaman a este doble enfoque de revelación “la teoría de los dos libros”.  Dios es el autor tanto del libro figurativo de la naturaleza (el mundo de Dios) y el libro literal de las Escrituras (el mundo escrito de Dios).

Estas dos formas de revelación se refuerzan mutuamente y se complementan la una a la otra.  La visión bíblica considera que toda la verdad es la verdad de Dios.  Las interpretaciones humanas de las dos fuentes pueden estar en conflicto, pero no cuando se entienden apropiadamente y son aplicadas correctamente.  La verdad de Dios por su misma naturaleza es siempre coherente.

La Escritura instruye a los lectores a tomar seriamente el mensaje general de la revelación (Salmo 19; Romanos 1).  Y el orden creado ilustra la necesidad de la especificidad e integridad del mensaje especial de la revelación (en la Biblia).  En otras palabras, la revelación general apunta a la revelación especial y provee un contexto racional para aceptarla.  En definitiva la revelación divina es una unidad.  Es apropiado distinguir entre sus dos formas, pero nunca deberían estar separadas.

No todas las verdades en la revelación general (incluyendo matemáticas, lógica y ciencia) se mencionan en la revelación especial.  Sin embargo, en todos los asuntos tratados en la Biblia (la esencia de la revelación especial plasmada en las Escrituras), esta revelación verbal debería ser considerada final y suprema.  Esta prioridad en la revelación se da por la especificidad de la Biblia y su singular naturaleza propositiva y auténtica.

Uno puede, por lo tanto, afirmar las Escrituras como la autoridad suprema en la vida de la iglesia y el creyente individual (sola Scriptura) y sin embargo sostener una visión sólida de la revelación general y la ciencia en general.

La naturaleza como un libro

La metáfora de referirse a la naturaleza como un libro de revelación está profundamente arraigada en la historia de la iglesia cristiana.  Las referencias al “Libro de la naturaleza” se encuentran incluso en los escritos patrísticos.  Por ejemplo, Agustín de Hipona (A.C. 354-430), escribió la siguiente declaración en su trabajo clásico Confesiones: “En tu gran sabiduría tu, quien eres nuestro Dios, nos hablas de estas cosas en tu Libro, del firmamento hecho por ti”.

Los reformadores protestantes continuaron la práctica cristiana de hablar de la naturaleza como un libro de revelación.  La tradición teológica de la Reforma (o Calvinista) en particular articuló la perspectiva revelatoria de los “dos libros”.  La expresión completa se encuentra en la Confesión Bélgica, artículo2, escrita en 1561:

A Él le conocemos a través de dos medios. En primer lugar, por la creación, conservación y gobierno del universo; porque éste es para nuestros ojos como un hermoso libro en el que todas criaturas, grandes y pequeñas, son cual caracteres que nos dan a contemplar las cosas invisibles de Dios…

En segundo lugar, Él se nos da a conocer aun más clara y perfectamente por su santa y divina Palabra, esto es, tanto como nos es necesario en esta vida, para Su honra y la salvación de los Suyos.

Más adelante, durante la revolución científica del siglo diecisiete, los padres cristianos de la ciencia hicieron referencia a la idea de los “dos libros” de revelación.  Por ejemplo, Francis Bacon (1561-1626) habló del “libro de las obras de Dios” y el “libro de la palabra de Dios” en su trabajo El Avance del Saber en 1605.

¿Libros en conflicto?

Los avances científicos han introducido preguntas desafiantes acerca de cómo los cristianos pueden entender los dos libros cuando parecen estar en conflicto.  El consenso teológico cristiano en la historia asegura que ya que los “dos libros” vienen de la verdad de Dios (quien no miente), estas dos fuentes de revelación al final siempre estarán de acuerdo.

Sin embargo, es necesario distinguir entre la revelación por un lado y la interpretación humana de esa revelación por el otro.

La ciencia (y otras disciplinas académicas) representa la interpretación del libro de la naturaleza.  La teología representa la interpretación de la revelación bíblica.  La interpretación humana de estos libros puede de hecho estar en conflicto.  En ese caso, el científico o estudioso podría tener que reconsiderar los datos recopilados del libro de la naturaleza.  O el teólogo o lector de la Biblia debe hacer lo mismo con las Escrituras.  Los datos ya sea de las Escrituras o del mundo físico podrían significar algo diferente a lo que el intérprete piensa.

La ciencia no puede corregir las Escrituras, pero puede ayudar a advertir al intérprete de una interpretación equivocada del texto bíblico.

Una refrescante realización de la perspectiva cristiana histórica de los “dos libros” es que Dios como Creador y Redentor es el autor de toda la verdad que los seres humanos encuentran en la vida y en el mundo.  Armado con tal confianza, el hombre puede estudiar ambas revelaciones exhaustivamente para la gloria de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s