¿POR QUÉ NOS LLAMAMOS CRISTIANOS?

Por Andrés Carrera

Hay cosas que oigo o leo que producen en mí una curiosidad sobre un tema que me lleva a investigar más sobre el, hasta que logro extraer una conclusión que me lleve más a la verdad de la Escritura. Obviamente nunca llegaré (y ni siquiera lo pretendo) a tener toda la verdad, pero para mí la búsqueda de ella es tan emocionante que realmente me encanta hacerla.  

Las preguntas que vamos a analizar en tres o cuatro artículos son ¿Qué es ser cristiano? ¿Quién define el término?  ¿Es acaso un término del cual  la Biblia habla con claridad?

El primer problema con que nos encontramos es que existen “cristianos” que pueden llegar a creer exactamente lo opuesto de otros que también se denominan así. Nos dicen yo soy creyente, pero no soy de los canto en tarima en la calle, ni tampoco de los que hacen liberaciones de demonios, o de los que levantan las manos, etc.

Peor, si usted le pregunta a un no creyente que es para él un cristiano, entonces la definición sería algo como esto: “cristiano es un moralista, homofóbico, que cree que él es el único que se va al cielo, y en secreto se regocija de que los otros se van al infierno”.

El término entonces pasa a ser muy ambiguo y la única forma que tendríamos de definirlo es si la Biblia dice algo definitivo al respecto. El problema es que tal definición no existe, y el término está solo tres veces en la Biblia, y son:

Hechos 11:26.- Si usted lee el contexto se dará cuenta que esta es la primera vez que los seguidores de Cristo son llamados “cristianos”, y quienes los nombraron así eran un grupo de paganos que vivían en lo que hoy es Turquía.

De hecho, el término que significa “pequeños cristos” fue puesto como una burla, para aquellos que seguían a este ser humano muerto como criminal en Jerusalén.

Hch.26:28.- Está Pablo predicándole a Agripa y este contesta que por poco es persuadido a ser cristiano.

1 Ped.4:16.- Única vez que la palabra sale de un creyente. Pedro diciéndole a su gente que si han de sufrir lo hagan por la causa de Cristo y no por ser un malhechor.

Si examinamos la historia, nos daremos cuenta que son los escritores paganos los que continúan con el término.

Por ejemplo fue el historiador romano Tácito quien escribió sobre cuatro emperadores incluyendo Nerón, quien nos cuenta que este produjo el incendio en Roma porque quería reconstruirla toda.  Al ver que la gente se iba contra él, decidió echarle la culpa a un grupo de personas. Aquí lo que escribió: “Nerón buscó un chivo expiatorio e infringió las más diabólicas torturas a un grupo de personas ya odiadas por la gente debido a sus crímenes. Esta era la secta conocida como cristianos”. (1)

Ahora, si el término no está definido por la Biblia, y los que trajeron el nombre no fueron los discípulos de Cristo, ni tampoco Él.  ¿Cuál es el nombre que deberíamos tener?

La palabra que usó Jesucristo para sus seguidores, Él la definió exactamente aunque es realmente aterradora y es discípulo, cuya definición es ” Persona que estudia, sigue y defiende las ideas y opiniones de una escuela o de un maestro, aun cuando pertenezca a una generación muy posterior”(2) y la pregunta es: ¿si somos discípulos o solo cristianos, somos seguidores o cristianos religiosos?

Esto es lo que Jesús dijo debería ser el principal distintivo de sus seguidores: “Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros” (Jn.13:34 y 35).

Más de 40 años después nos encontramos con estas palabras del apóstol Juan: “Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”   (1 Jn.4:7 y 8).

Cuando usted analiza lo que ha pasado en esos años no puede sino asombrarse de estas palabras, porque diera la impresión que la formula ha fallado:

1.-   Juan es el único sobreviviente de los once discípulos originales y todos ellos han muerto mártires.

2.-   Nerón está persiguiendo a todos los creyentes y con su poder podría extinguirlos para siempre.

Sin embargo, el cristianismo triunfó y no solo sobrevivió, se hizo más fuerte. No hubo presión humana que hiciera desaparecer a esta “secta” originada en Galilea, hasta que llegaron los años 300 DC y se empezó a perder el rumbo. La Iglesia y el estado se unieron y  pasamos del amor al poder y empezamos a obligar y a juzgar, excluyendo incluso de la sociedad a aquellos que no creían y perdimos el rumbo. De hecho, los años más oscuros de la iglesia han sido cuando esta ha tenido poder.

La próxima semana veremos como los primeros discípulos mostraron el amor en forma práctica, por el momento lo dejo con esta pregunta: ¿Qué pasaría en mi familia y en mis amigos si yo decidiera actuar como un discípulo?

Una respuesta

  1. andres carrera

    Me olvide de poner las referencias que están en el articulo asi que corrijo mi error.
    1.- Annales 15,44
    2.- The free dictionary http://es.thefreedictionary.com/disc%C3%ADpulo

    julio 3, 2013 en 3:00 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s