EL SALON DE LA FAMA DE LA FE

Nos encanta ensalzar a nuestros héroes. Nos fascinan las premiaciones como los Oscar, la grabación de las manos en el cemento por los artistas en Hollywood, los salones de la fama de los deportes o del rock and roll.

Nos fascina saber la vida y milagros de cuanto ser famoso existe y hablar de sus vidas privadas como algo crucial para nuestra  existencia.

Hoy, quiero escribirle sobre otro salón de la fama. Uno que los creyentes deberíamos conocer, hacer “club de fans” y preocuparnos por imitar tanto o más, que las personas que saben todo de Arjona, Pitt, Julie, etc. La Biblia nos habla de estos miembros en Hebreos capítulo 11, que lo invito a que revise conmigo.

Antes una introducción: Según la Biblia la fe viene por la Palabra de Dios (Rom.17:10), por tanto, toda esta gente nombrada aquí, eran conocedores de la voluntad de Dios para sus vidas. La Palabra fue dicha a ellos, para nosotros es hablada a través de la lectura de la Biblia.

La segunda cosa es entender la palabra Pistis, traducida como fe o creer que significa una “convicción que resulta en una conducta”. Por tanto, para el judío y para los primeros creyentes, el cambio de conducta como resultado de una relación con Dios, no era una opción, era un resultado obvio de esa experiencia.

El capítulo que vamos a estudiar nos dice en los versos 1 y 6 que se necesitan certeza y convicción para poseerla y que al tenerla, encontramos aprobación de Dios, le agradamos y que Él preserva nuestra alma.

Ahora veamos uno a uno de los que están aquí en este Salón de la fama:

1.-   Abel.- Entendió la forma como debía relacionarse con Dios y de agradarle con las cosas que hacía.

2.-   Enoc.- Habiendo agradado a Dios, no vio muerte. Aquí hay una comparación que no puede perderse. Dos personas agradaron al Padre, la una fue asesinada y la otra preservada completamente de la muerte.

3.-   Noé.- Creyó que vendría el juicio de Dios y construyó el arca en obediencia, a pesar de que demoró años en venir y que hasta se burlaban de él.

4.-   Abraham.- Se fue a tierra extranjera y creyó en la promesa de Dios de un hijo. Su fe creció hasta el punto de ofrecer a Isaac en sacrificio, considerando que Dios era capaz de levantar a los muertos.

5.-   Sara.- Recibió fuerzas para concebir, incluso cuando parecía imposible.

6.-   José.- Creyó en la promesa de que su pueblo volvería a su tierra y dio instrucciones respecto a sus huesos.

7.-   Moisés.- Dejó de lado la vida de placeres a la que accedió, al vivir en el palacio del Faraón, para soportar el maltrato con el pueblo de Dios. Ejemplo de perseverancia, diligencia y confianza.

8.-   Rahab la ramera.- Su fe en un Dios que no era el de sus antepasados, logró salvarla a ella y a su familia de la muerte.

Después de esto nos nombra a algunas personas y hace una comparación magistral entre los héroes de la fe y nos dice que algunos: Conquistaron reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron bocas de leones, apagaron la violencia del fuego, escaparon del filo de la espada, fueron hechos fuertes, y se hicieron poderosos en la guerra. (32 al 34)

En contraste, a continuación, se nos habla de otros hombres de fe que fueron: torturados, burlados, azotados, encarcelados, apedreados, cortados en dos, tentados, matados, destituidos, afligidos, maltratados y  que anduvieron errantes (35 al 39). Y se nos dice que el mundo no era digno de ellos.

Hay al menos dos conclusiones que podemos sacar hasta aquí:

1.-   La vida de fe no te garantiza una vida cómoda en la Tierra.- De hecho, lo contrario parece verdad, ya que aun los que lograron poder y dinero, no lo hicieron sin una dosis profunda de sacrificio personal.

2.-   Los que están en el salón de la fama de la fe, son personas que conocían a Dios a plenitud y que Vivian lo que creían, en una relación donde Dios hablaba y ellos obedecían.  Para ellos no existe relación sin conocimiento.

El capitulo termina dejando claro, que ellos no recibieron la promesa que nosotros sí, que es el Espíritu Santo viviendo en nosotros.

Pero saben, estaría incompleto este estudio si no vemos el término de conclusión del capítulo siguiente verso 1. Porque es ese “por tanto” que deja ver lo que necesitamos en nuestra carrera de fe:

  • Despojarnos del peso del pecado
  • Correr con perseverancia
  • Poner los ojos en Jesús, quien es el autor y consumador de la fe. De hecho, es nuestro mayor ejemplo de lo que una vida entregada a Dios es. Tenía conocimiento de su Padre, estaba dispuesto al sacrificio por otros porque entendía el amor de Dios hacia la humanidad y quería que lo viéramos directamente.

Cuando usted realiza una actividad quiere ser como los mejores.  Si es fútbol quiere ser como Messi, básquet como Michael Jordan, etc. Sin embargo los creyentes del siglo XXI, no queremos ser como nuestros héroes.

Nos han enseñado que aquí debemos ser provistos por Dios de una vida cómoda, con dinero y salud que es casi que el pago que Dios nos hace por servirlo. Y lo más terrible es que nos gusta tanto esa predicación, que no vamos a la Palabra para parecernos a estos y otros extraordinarios hombres de fe.  Preferimos la vida que se nos ofrece en algunos púlpitos.

Entendámoslo, la vida de fe no tiene garantías mientras estamos en este mundo. Lo que Dios nos ofrece es una vida con Él en la eternidad y una vida pasajera donde nuestra función es servirlo, de tal manera que nos llevemos a la mayor cantidad posible de personas con nosotros a la salvación.

La claridad del capítulo 13:7 de hebreos me releva de más comentarios: “Acuérdense de sus dirigentes que les enseñaron la palabra de Dios; miren cómo dejaron esta vida e imiten su fe”.

Entonces, a aprender quienes fueron y a imitar a aquellos que están en el “Salón de la fama” de la fe. Eso es lo que Dios quiere de cada uno de nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s