¿QUIÉN ES DIOS?

Últimamente he visto a personas que están aprendiendo sobre Cristo y su relación con Él, pasar por momentos de dificultad en lo que respecta a quien es Dios.

Les resulta difícil compaginar a un Dios todo amor y misericordia con aquel que “enviará” personas al infierno o que permite que su gente sufra sin intervenir, o que permite que las personas pierdan un hijo, o padre, etc.

Esto se da porque no comprendemos que Él tiene una serie de atributos que lo hacen ser quien es, y que no aplicará un atributo si al hacerlo tiene que priorizar uno en detrimento de otro.

Un ejemplo: Mi hijo coge una caja de fósforos, yo se la quito y le digo que si juega con ellos lo castigaré. Al poco rato el desobedece y se quema. Entonces yo le curo sus heridas y como me da pena que se quemó ya no lo castigo. Con Dios no es así, puesto que su misericordia no puede evitar que actúe su justicia, así que, si Él dice que disciplinará lo hará.

Entonces, ¿cuáles son los atributos de Dios que lo hacen ser quien es? Dependiendo del libro de teología que lea encontrará distintas clasificaciones, pero en general, estos son:

Amor, santidad, veracidad, justicia, eternidad, sabiduría, misericordia, independencia, omnipotencia, omnipresencia, omnisciencia. (Para algunos este último sale de la omnipresencia y no es uno en sí mismo)

Como yo no intento hacer un tratado de teología sino explicar, en la manera más sencilla que puedo, como opera Dios, voy a trabajar con seis de los atributos, dividiéndolos en dos categorías.

1.- PODERES ABSOLUTOS

A.- Omnipotencia.– Significa que todo lo puede (Jer. 32:27  y Lc. 1:37). La mejor descripción bíblica del poder de Dios se encuentra en Is. 40:12-15 y 22 al 26.

B.- Omnipresencia.- Puede estar en todas las partes al mismo tiempo (Sal 139:7-12).

Recordemos siempre que vamos a pecar, que Dios, el que dio a su Hijo por nosotros nos está viendo. No es que un ángel chismoso se lo cuenta. Tal vez saber que Dios lo ve lo lleve a pecar menos, cuando menos a mi me ayuda.

Ejemplo: Cuando usted ve un pez en una pecera, este no puede desaparecer de su vista no importa a donde vaya.

C.- Omnisciencia.- Todo lo sabe (Mt. 10:30; Sal. 139: 3 y 4)

Es importante que entendamos que estos atributos que son los más conocidos, no hacen a Dios confiable, solo poderoso. Tan poderoso como nos diría un musulmán que es Alá. Lo más importante de nuestro Dios son los atributos que vienen a continuación y que son exclusivos del cristianismo.

2.- PODERES ESENCIALES (TIENEN QUE VER EN LA RELACION CON NOSOTROS)

A.- Amor: De todas las palabras, la única cosa con la que se compara a Dios es amor (1Jn. 4:8).

Definición de amor.- Es buscar el bienestar de la persona amada.  El amor es desinteresado y dadivoso. Es la expresión del más profundo aprecio por otro ser humano.

¿Cómo demostró Dios  su amor por nosotros? Jn. 3:16 y 1 Jn.4:10 (Propiciación significa satisfacción de una deuda) y lo hizo siendo nosotros sus enemigos (Ro. 5:8).

B.- Justicia: Significa dar a cada uno lo que corresponde.

El primer juicio de Dios fue en el Edén donde deja ver que su justicia no sería dejada de lado, aunque para lograrlo tuviera que sacrificar a su propio hijo.

El predicador Billy Graham hace un símil de la justicia de Dios, comparándolo con un juez de tránsito al que le toca juzgar a su hijo, quien al no tener dinero para pagar la multa le correspondían tres días de cárcel.

El dice que entonces el juez se saca la toga y paga la multa. Al regresar a su puesto de juez, declara que al estar pagada la multa el acusado puede irse en libertad.

Así es con nosotros, Cristo pagó el precio de nuestra infracción con lo que la multa está pagada (Ro. 5:12 – 21)

JUSTICIA PERFECTA, UNO PECÓ UNO SALVÓ

C.- Santidad: Significa que está separado de cualquier cosa que es pecaminosa, impura e imperfecta moralmente.

Dios no puede permitir que el pecado entre en su presencia porque Él es Santo y habita en la Santidad (Is. 57:15).

Dios quiere que nosotros seamos santos porque Él es Santo (1 Pedro 1:16) y obtenemos esa distinción por el sacrificio de Jesús (Jn.1:29) que consigue para nosotros, la libertad de nuestras culpas (Ro. 4:5-7)

Así es como opera nuestro Dios, debido a su misericordia y amor, no permitirá que pasemos la eternidad sin Él. Debido a su justicia tenía que encontrar la manera de que se pague la falta cometida, y ese pago tenía que ser tan completo que lograra que nosotros podamos ser declarados santos, porque Él es Santo.

Su solución resultó algo inimaginable, la muestra de amor y de humillación más inesperada: UNA CRUZ.

La próxima vez que usted se pregunte si Dios es realmente misericordioso y amoroso, cuando todo lo que ve alrededor le grita que no es así, hágase un favor: mire a la cruz y dígame si no es la más grande injusticia jamás cometida y la acción de amor más grande que alguien haya hecho por usted.

Que nunca nos olvidemos lo que somos: CRISTIANOS DE CRUZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s