PROFETAS DE NUESTRO TIEMPO

El primer encuentro que recuerdo haber tenido con esta nueva corriente “cristiana”, fue cuando vino a nuestro país un reconocido profeta dominicano.  Si bien había oído de estas personas, fue la primera vez que vi a uno en “vivo y en directo”.  Este hombre se dedicó a lanzar gente al piso y a decirles el don que Dios tenía para cada uno de ellos, entre los que estaba ser evangelista, pastor, maestro, entre otros que no recuerdo.

Por mucho tiempo escuché que a diferentes personas les hacían distintas profecías, pero lo que sorprendía es que a la mayoría le tocaba predicar en estadios y llevar masas a los pies de Cristo.

Lo último que vi personalmente, fue a una profetisa dominicana y a dos argentinas, profetizar sobre bienes materiales en la iglesia donde me congregaba.  Las profecías decían más o menos así: ” Levanten las manos los que no tienen carro (en otro caso fue casa), yo te profetizo que el próximo año tendrás carro, porque el Señor te lo va a dar”. Todas estas promesas eran seguidas por aplausos y gritos de júbilo.

Lo siguiente que recuerdo es haber oído que el hijo de un pastor estaba yendo a una “escuela de profetas”, institución que hasta ahora entiendo que es y que enseña ahí, a pesar de mis esfuerzos por entenderlo e investigarlo. Llegué incluso a la página web: http://www.revelacionalasnaciones.org/El_Ministerio_Profetico.pdf, donde se nos dice lo que esto es, pero solo salí más confundido porque no entendí la diferencia, entre oficio profético, unción profética y don profético.

Con motivo de las elecciones en mi país se dieron una serie de profecías sobre que iba a ganar una mujer, quien a través de  varios mensajes se entendió que era la pastora Melba Jácome.  Puede ver su testimonio y las distintas profecías en:

http://www.youtube.com/watch?v=QdJKt-6P3eg&feature=relmfu

Obviamente la serie de profecías resultó ser tan falsa que la pastora Jácome quedó última, y la explicación que dio por esta profecía fallida, fue que el pueblo evangélico no había orado suficiente y por eso no se había dado.

Tiempo después escuché al Pastor Guillermo Maldonado decir “yo les doy la profecía, si se cumple o no es cuestión de ustedes” y después de un tiempo recibí el testimonio de una pareja que estando en un evento de esa iglesia, oyeron que el Pastor Maldonado dijo que estaba dando la unción profética y que cada persona le profetice al que estaba a lado de él.

El resultado fue que a la señora le profetizaron que su esposo no le sería nunca más infiel, cosa que la sorprendió muchísimo a ella y más a él quien aduce no haber sido infiel jamás.

Dos otros eventos que recuerdo, son una profecía que una persona ya estaba curada de un cáncer que padecía y terminó muriendo de esa enfermedad poco tiempo después (he vuelto a oír lo mismo hace poco con otra persona involucrada con el mismo resultado) y una en que profetizaron a una persona que estudiaba administración de negocios que el se convertiría en el principal donador de un ministerio internacional, con el dinero que obtendría en su profesión.  El resultado fue que esa persona decidió dejar sus estudios de negocios y entrar al seminario para sacar una licenciatura en teología y llegar a ser pastor, pues siente que ese es su llamado.

Todas estos acontecimientos, nos llevan a pensar seriamente si los creyentes estamos más interesados en el “show” mediático, que en conocer a Dios.  Si es que siquiera nos preguntamos si estas cosas son bíblicas o no y si la profecía predictiva es parte de lo que los creyentes debemos hacer y esperar, e incluso buscar.

Haré un análisis exhaustivo de lo que profecía es bíblicamente hablando en un próximo artículo, pero creo que debemos empezar por saber que de todos los libros llamados proféticos en el Antiguo Testamento que son 12, solo el 2% de lo escrito allí es profecía predictiva, el resto es denuncia de las injusticias sociales y la idolatría que se cometían en el supuesto “pueblo de Dios”.

Solo eso, ya nos debería llevar a pensar que si yo quisiera ser un profeta, debería ser una persona dispuesta a denunciar a una sociedad corrupta, que está de acuerdo con todo lo que sea “anti Dios” y condenar, sin importar lo que me suceda.

Obviamente, usted no ve a ninguno de estos profetas modernos ni haciendo eso, ni siendo perseguidos por hacerlo, por el contrario, los ve muy tranquilos y felices, entregando profecía predictiva sin parar, y lo que es más triste, ve a un pueblo evangélico, que sigue esperando la palabra de ellos a pesar de que su record de aciertos tiende a cero.

Qué lejos estamos de esos tiempos! en que la persona que hablaba en nombre de Dios se sentía indigna de hacerlo y que lo hacía a sabiendas de que lo que hacía tendría un costo personal altísimo, pero que simplemente no podía callar porque como decía el apóstol Pablo: ” Me es impuesta necesidad”.

Hoy, hemos perdido el temor de Dios, la firmeza para denunciar lo que está mal y hasta la vergüenza pues nos inventamos cosas y sin el menor rubor decimos “Así dice Jehová”.

Que dolor me produce ver cómo juegan con el nombre de mi Señor, como se engaña a tanta gente y como algunos se quedan impávidos en lugar de alzar su voz, aunque pequeña, de protesta frente a estos abusos.

Algún día el Señor juzgará a esta generación de líderes que se callaron ante tanto abuso y reclamará de nosotros tantas almas que se pierden debido a nuestro silencio.

2 comentarios

  1. Roberto FS

    Q bien hermano. Dios lo bendiga mucho más de lo que ya lo ha hecho. me alegra saber que todavía hay gente cristiana como usted. Espero en Dios que todos los que lean este post. tomen muy en cuenta sus comentarios puesto q son de los mas acertados que he leido.. saludos

    julio 2, 2013 en 5:00 am

  2. Miguel

    Hola hermano, DTB. Por lo general no comento ningun articulo que encuentro en internet, por el hecho de que siento que muchos están hechos mas con una intención de crítica y prejuicio, que con un limpio deseo de enseñar lo correcto en la mansedumbre y amor del Señor, pero de verdad que el tuyo siento que ha sido elaborado por ti con sabiduría y cuidado, además de un celo santo. Lo que dices aquí es muy cierto, esto tiende a suceder, y muchisimo, pero también es cierto que Dios usa aun estos medios (el don de profecía y de revelación) pero lamentablemente el pueblo de Dios ha caído en la exageración, el fanatismo religioso, y en el estudio mediocre de la Palabra de Dios, ademas de la muy poca o ninguna comunión con Dios, o sea, nos hemos olvidado del versiculo en Jeremias 23:18 “Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová, y vió, y oyó su palabra? ¿quién estuvo atento á su palabra, y oyó?” (sin animos de saltarme las reglas de la hermeneutica biblica) creo que este versiculo tiene una verdad que TRASCIENDE todos los tiempos, y es que para escuchar las palabras que Dios tiene para uno en un momento dado debe estar en intima comunión con él. Aquellos hombres de Dios que promovieron el movimiento pentecostal hace ya casi un siglo, eran hombres que se nos cuenta en la historia y los registro, pasaban horas enteras encerrados en sus cuartos orando, los cultos duraban dias en los pueblos y ciudades donde iban a predicar, y Dios los uso para grandes avivamientos, y sanidades, y otras muchas cosas. Lamentablemente hoy hemos perdido ese tiempo y dedicación a Dios, callendo mas en lo emocional que en lo realmente espiritual, y muchos se han vuelto sensacionalistas, tal es el caso de estos falsos profetas de hoy día, que impulsados por la euforia del momento se lanzan a la peligrosa “aventura” de “profetizar” en nombre de Dios. Oremos, velemos, estemos mas en comunión y Dios nos hablará, y podemos ser usados para dar palabra a otros. Pero sin olvidar el estudio asiduo y cuidadoso de la Palabra de Dios, que es mucho mas segura que cualquier otra cosa.

    agosto 23, 2013 en 3:37 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s