PADRES E HIJOS

Nuestro último estudio de Proverbios tratará sobre la relación padres con hijos.  Igual que cuando vimos la unión matrimonial, trataremos el tema casi exclusivamente desde este libro y no de lo que dice toda la Palabra, guardándonos para futuras ocasiones consejos de cómo seguir en forma práctica las instrucciones de este libro.

El ser padre debe ser el más difícil, pero a la vez más gratificante trabajo en el mundo, y eso debido a que la etapa más importante en la vida de un ser humano es la niñez.  El adulto en el que se convertirá ese niño, será formado más que nada, por la influencia de los padres en la niñez y adolescencia.

Los padres deben proveer la instrucción, guía, entrenamiento y ejemplo necesarios que serán fundamentales en el desarrollo del niño.  Por tanto, los hijos deberán honrar a sus padres estando dispuestos a recibir instrucción y corrección. (1:8 y 9; 4:1-4).

LOS PADRES Y LA TAREA DE ENTRENAR A  SUS HIJOS (22:6).-

  1. DIFÍCIL (22:15).- Los niños son inmaduros. Su forma de pensar debe ser cambiada mientras crece, para lograr que se conviertan en personas pensantes y no en reaccionarias.
  2. IMPORTANTE (19:18).- Si no es entrenado a tiempo, en sus años formativos, puede ser muy tarde cuando lo queramos hacer.
  3. SERIO (29:15 Y 17).- Permitir que un chico crezca sin guía, ya sea por negligencia o por elección, será sin duda destructivo tanto para los padres como para los hijos.
  4. LA DISCIPLINA ES UNA CLAVE (3:11 Y 12).- La disciplina es primordialmente una cuestión de instrucción al chico y debe incluir el castigo por las cosas no hechas o por los desafíos a la autoridad. El ejercer la disciplina por parte de los padres es recomendable y puede ser ejercida:

A.-   Vara (29:15; 23:13 y 14; 13:24).- Sin esta desagradable disciplina, es muy probable que el niño se encamine hacia sitios que lo lleven a su propia destrucción.

Hay que hacer algunas consideraciones acerca de esta disciplina, como que nunca golpee mientras está con ira puesto que imprimirá mas castigo que el necesario.

No lo haga por travesuras propias de la edad, sino por abiertos desafíos a la autoridad y no lo haga después de los diez años, puesto que a esa edad habrá formas de castigo más efectivas.

Recuerde lo que queremos es corregir al chico no vengarnos (22:15; 19:18).

B.-   Reprobación (29:15; 6:20,21 y 23).- El hijo sabio aceptará la reprimenda y esta lo corregirá (15:5 y 32), mas el necio tendrá que ser llevado a la corrección  por caminos más fuertes.

Nota.- Los Proverbios muestran la importancia de la disciplina que se debe tener con los hijos, no como debe ser hecha. Esa decisión se la deja a la sabiduría del padre, para con cada hijo individualmente. Recuerde que no todo hijo debe ser castigado de la misma forma.

En resumen, la labor del padre es la preparación del hijo como un entrenador que guía a su discípulo para la alta competencia deportiva. Para esa labor el padre debe usar todos los recursos disponibles para lograr el objetivo, evitando cosas que no ayudan y con el amor por ellos como arma principal del entrenamiento.

LOS HIJOS Y EL HONOR A SUS PADRES (20:11; 23:25)

Estos son algunos puntos que Proverbios da para que los hijos deleiten y honren a sus padres:

  1. Escúchelos (13:1; 15:5; 23:22).- Algunos chicos demuestran su inmadurez al descartar el consejo de sus padres, otros su ego desmedido pensando que no pueden ser enseñados por gente de otra época que no saben manejar la última tecnología. Tal actitud logrará consecuencias lamentables (30:17).
  2. No hable de ellos con desprecio (30:11; 20:20).- Tratar de encontrar sus errores y criticarlos muestra irrespeto hacia ellos.
  3. No los maltrate (19:26; 28:24).- Cualquier daño físico que les haga es inexcusable.
  4. Colabore con el hogar (10:5).- Un chico perezoso es una maldición para los padres. No se está administrando un hotel se está operando un hogar, y en él todos los miembros colaboran con lo que les toca dependiendo su edad.
  5. Elije bien tus amigos (29:3; 28:7).- La influencia de ellos puede determinar tu vida y traer vergüenza a tus padres.

Para los hijos debe ser claro que su vida tiene un gran efecto en sus padres, ya que, pueden convertirse en la mayor fuente de orgullo y felicidad para ellos, o una gran carga que llevar en la vida (10:1; 15:20; 17:21,25; 19:13; 23:15, 16,24).

El cristianismo se desarrolla a través de relaciones empezando con la que tenemos con Dios, que regula las demás que incluyen familia, iglesia, amigos e incluso enemigos. Dentro de estas, la relación entre padres e hijos es vital para nuestra sociedad, pues de ella depende gran parte de la sanidad de las siguientes generaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s