JOSÉ EN LA TEOLOGÍA DEL SIGLO XXI

No hay cosa más inexplicable para los proponentes del Dios de bendiciones terrenales que el sufrimiento de personas cristianas.

Cuando esto sucede deben recurrir a explicaciones que rayan en lo anti bíblico como la falta de fe del creyente, demonios tan poderosos que pueden evitar las bendiciones de Dios, maldiciones generacionales, entre otras.

Con esto en mente, quiero examinar la vida de José hijo de Jacob, quien llegó a ser segundo al mando de la más grande superpotencia de su época: Egipto, y mirar que explicaciones intentarían dar estas personas a lo que le sucedía, si no supieran el final de los acontecimientos. Su historia está en Génesis 37 en adelante:

1.- José denuncia las malas acciones de sus medios hermanos a Jacob (37:1 y 2).- Con esto logra el odio de ellos, cosa con la que no tendrían problemas los predicadores actuales, ya que, es explicable que el seguir a Dios nos enemiste con el mundo. Todos estamos de acuerdo.

2.- José tiene dos sueños y los cuenta (37:5 al 11).- El tener sueños para ellos está bien, puesto que es una forma en que Dios se comunica siempre, y los usan como parte de las experiencias que un cristiano tiene, aunque estos no cuadren con la Biblia, cosa que evidentemente no pasó aquí.

3.- José es vendido como esclavo (37:12 al 28).- Aquí empiezan los problemas. José es enviado a buscar a sus hermanos por su padre y en respuesta a esta obediencia, consigue una real maldición: vendido como esclavo después de ser heredero de un millonario.

Si usted no supiera el desenlace y cree en este Dios que solo está preocupado en que nosotros la pasemos bien en esta tierra (J. L. Packer en su libro “Los planes de Dios para su vida”, lo denomina “la religión del jacuzzi”) esto es inexplicable. Si usted fuera José  se estaría preguntando ¿no que la obediencia trae bendición terrenal? ¿Si creo en ti porque me está pasando esto? ¿Dónde está mi casa y mi carro por servirte?

4.- Es vendido a Potifar y se convierte en su esclavo de confianza (39:1 al 6).- Aquí  renovarían sus comentarios alagüeños estas personas. Le dirían: ya viste, era solo cuestión de esperar un poquito, Dios te está llevando a una vida propia donde alcances tus propias riquezas, aun mayores que las de tu padre. Nunca dudes de Dios, sigue ofrendando que Dios te dará más.

5.- La esposa de Potifar lo acusa injustamente (39:7 al 20).- José toma una decisión que honra a Dios y no se permite dormir con la esposa de su amo, recibiendo como premio la cárcel y el descredito por segunda vez. Se imagina que dirían estos personajes si usted fuera José, de que lo acusarían en cuanto a su fe, cuantas liberaciones le tratarían de hacer, orarían para romper la maldición generacional que empezó con la infertilidad de Sara, o algo por el estilo.

6.- En la cárcel José revela sueños y es hombre de confianza (39:22 y 40).- A esta altura ya están todos sin explicaciones, ya lo liberaron de su pasado y demonios y ahora está listo para las bendiciones de Dios. Como ya está listo, Dios le envía sueños para hacerlo salir de la cárcel y a penas salga el copero será liberado. Pero, para sorpresa de todos ellos, el copero no se acuerda más y él, que ya ha sido limpiado, ve como Dios le da la espalda una vez más.

7.- Finalmente sale y se convierte en el segundo hombre más poderoso del mundo.- Después de dos años, y cuando estos predicadores ya lo han colocado como un hombre de poca fe, que impide las bendiciones de Dios, este se hace presente y todo cambia, pero no solo para usted, sino que con eso logra salvar a su pueblo en el momento justo, y logra que el nombre de Dios sea glorificado, terminando con esta extraordinaria declaración (Gen. 45:4 y 5).

La vida de José como otras en la Biblia nos deja ver con claridad que no se trata de Dios viviendo para nosotros, sino de nosotros que vivimos para Él, y si en esa vida nos toca pasar por crisis, estas tienen una razón de ser y tengo que aprender de ellas y madurar cristianamente.

El objetivo de Dios para nuestras vidas es que nos parezcamos mas a Jesús no que vivamos en Disneylandia.

Ya basta de esta caricatura de Dios que le presentamos a la gente: nada te va a pasar, Dios te dará conforme a sus riquezas, te mantendrá como cabeza y no por cola, te dará todo lo que pisen tus pies, etc.

Si  la vida de José muestra algo, es precisamente lo contrario, muestra que Dios nos usa para sus fines, para su gloria y además que nada nos hará mas felices que esa vida, una vida dedicada a servirlo donde la paz y el gozo nos acompañan a pesar de las circunstancias.

¿Qué diría José del dios de estos predicadores?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s