LA UNCIÓN

La primera vez que me topé con esta palabra fue, escuchando una canción de un cantante centroamericano llamado Juan Carlos Alvarado que dice: “la unción esta sobre mí, no la entiendo pero la tengo”.  Debo reconocer que el ritmo de la canción me encantó desde el principio, aunque en esos primeros momentos de cristianismo no sabía a qué se refería y peor porque no la podía entender el cantante y peor yo.

Con el tiempo la palabra llegó a ser parte del vocabulario normal de la iglesia a la que pertenecía y de los predicadores internacionales que se escuchaban, y aunque no se la definía, se daba por entendido que era muy importante y que era algo que se recibía de Dios. Más adelante, se empezó a hablar de lo que producía la unción y empezaron las caídas, las risas, el hacer como animales, etc.

Ahora se nos habla de un grupo especial de “ungidos” a los que no se puede criticar, ni tocar, puesto que son colocados por Dios y solo a Él le compete tratar con ellos (ver artículo anterior).

Con toda esta información nos es necesario ir  a la Biblia a ver qué sustento tienen todas estas afirmaciones y para que podamos definir la palabra con justeza.

La palabra unción gramaticalmente significa “lo que se unta, te marca o se derrama encima” y se encuentra en referencia a Cristo en Hechos 10:38 y en cuanto a nosotros se nos dice que Dios nos ungió, selló y nos dio las arras del Espíritu a TODOS los creyentes (2 Cor.1:21 y 22).

En la otra porción (1 Jn.2:20 al 27) en que se habla de nosotros como ungidos se nos deja ver un contraste, para el que se usa la palabra “pero” (20). Aquí se contrasta a personas que abandonaron la fe bíblica para seguir otra doctrina, y como eso no le pasa a los creyentes pues están ungidos del Santo y por tanto conocen todas las cosas, con los que pueden discernir la hipocresía (19), herejías como la negación de la encarnación (22) y pueden permanecer en el mensaje apostólico (24).

Entonces, quedan claras algunas cosas:

1.- En ninguna parte se nos habla de ungidos “especiales”, sin importar la posición de liderazgo que tengan en la iglesia.

2.- La unción nos sirve para seguir la enseñanza apostólica no para caernos, reírnos o hacer como animales.

3.- La unción nos permite entender todas las cosas respecto a Dios y a Jesús.

Tal vez siga sin entender la canción, pero ahora ya entiendo lo que significa la palabra.

Una respuesta

  1. Pandy

    Y siguiendo lo que dice la Palabra, que recibimos la unción al recibir a Jesucristo como nuestro Salvador, añadiría que no hay hombre en la tierra que pueda “llenarnos o ungirnos con el Espíritu” (al poner sus manos en nosotrosi o soplarnos o cualquiera que sea la “técnica”) como que fueramos una pila recargable donde la presencia del Espíritu se “carga y descarga” . Además, aquel que ha recibido la unción del Espíritu, no puede seguir igual en su vida, debe haber un cambio dramático en ella.

    septiembre 23, 2011 en 12:57 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s