MALDICIONES GENERACIONALES: Los Textos Bíblicos

Antes de empezar la explicación de lo que dicen los versículos que usan los que enseñan esta herejía, concentrémonos unos momentos en investigar lo que ellos dicen y que la Biblia no menciona. Tomemos en cuenta que según estas personas esta es una de las causas por la cual la bendición de Dios se detiene y se hace necesaria una liberación.

En la Biblia:

  1. No hay nada que explique el proceso para salir de las maldiciones.
  2. Nada se nos dice de cómo evitar caer en ellas y cómo hacer para conocer cuales podemos tener debido a nuestros antepasados, incluso de los que no conocí.
  3. Ni las pruebas para diagnóstico, ni las oraciones, ni los  pasos recomendados para salir de ellas están en ninguna parte.
  4. La frase maldición generacional o cualquiera de sus equivalentes no aparece.
  5. Nunca se nos habla de una “ley de la herencia” espiritual, por donde recibimos maldiciones y bendiciones.

Sería incomprensible que Dios supiera que hay esta carga tan pesada sobre la humanidad (incluyendo a sus hijos) y no haya dicho nada de cómo resolverlo, incluso cuando el sacrificio de Cristo es insuficiente para resolverlo si no se adicionan los pasos que estas personas enseñan.

Con esto en mente veamos en que se basa  esta herejía (ruego revisar los pasajes  Ex. 20:5 y 6; 34:6 y 7; Num. 14:18; Dt. 5: 9 y 10; Salm. 51: 1 al 5):

1.- Quieren poner la palabra maldición donde está maldad o iniquidad.- En cada sitio la palabra hebrea es “avon”, que es traducida como maldad o iniquidad en español, y que según el diccionario Strong significa literalmente: actuar perversamente, agobiar, cometer iniquidad, hacer inicuamente, hacer iniquidad, mal, maldad, malo, pecar, perverso, pervertir, torcer, trastornar.

La palabra para maldición es “arar” y no aparece en ninguno de estos pasajes.

2.- Le dan un significado distinto a la palabra iniquidad.- Cosas como estas aparecen en un taller de sanidad de una iglesia y son las típicas explicaciones en libros y manuales que tocan el tema:

“La iniquidad es transmitida al hombre desde su concepción, esta se aloja en la genética espiritual y contamina el corazón del hombre con las tendencias ancestrales generando pensamientos que se oponen a la justicia y a la verdad”

“Iniquidad es como un chip espiritual donde se van grabando todos los pecados de la historia del individuo lo que sin duda será su herencia en la próxima generación”.

¿De dónde sacan estas cosas? No de la Biblia, puesto que ella es clarísima en que uno no paga por otros  pecados y la única forma de pensar en esta doctrina es tachar de la Palabra pasajes clarísimos como todo el capítulo 18 de Ezequiel  y Jeremías 31: 29 y 30.

Cuando uno se informa acerca de estas cosas y lee a verdaderos maestros de la Biblia hablando de estos temas, uno quiere traer a sus lectores las mejores reflexiones. Por eso traigo a ustedes la conclusión de uno de ellos llamado Juan Stam:

“En conclusión: lejos de fundamentarse fielmente en la Palabra de Dios, la enseñanza de “maldiciones generacionales” es un abuso del texto bíblico. Es  otra especulación fantasiosa de algunos predicadores que no se cansan de inventar nuevas doctrinas para deslumbrar a su público y mantenerlos cautivos de sus aberraciones. Lejos de ser un mensaje fiel a la Palabra, es otro intento de manipularla, y manipular al público creyente.

Todas estas especulaciones contemporáneas plantean una pregunta muy seria: ¿en qué punto una simple enseñanza equivocada llega a ser una herejía?  ¿No será que tenemos que redescubrir el concepto y la realidad de la herejía?

Es hora de levantar la voz de protesta contra estas novedades anti-bíblicas.”1

Y yo concluyo con la Palabra:

“De manera que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron,

he aquí  TODAS son hechas nuevas” (1 Cor.5:17)

____________________________________

1 http://www.juanstam.com/dnn/Blogs/tabid/110/EntryId/315/Default.aspx

About these ads

2 comentarios

  1. Yo si creio en las maldiciones generacionales, perfo tambien creo que se pueden cancelar con la ayuda de la LIBERACION mediante la oracion y los MINISTERIOS DE LIBERACION

    diciembre 20, 2011 en 7:53 am

    • Pablo Diaz Triviño

      Pienso que no se trata de decir: “yo creo en las maldiciones generacionales o no”, pienso que hay que CREERLE a Dios y a su palabra y por ende aceptar, asimilar y someterse a lo que la biblia dice y no hay respaldo biblico para sustentar el famoso tema de maldiciones generacionales. Mas bien creo que se debe de alertar a la iglesia de CRISTO sobre las MANIPULACIONES ACTUALES…

      febrero 20, 2012 en 2:35 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 174 seguidores